4 Claves para el uso de un cojín de lactancia

Escoge un cojín de lactancia a partir de tus necesidades

A la hora de comprar un cojín de lactancia piensa siempre que la usuaria serás tú, junto con tu bebé. Solo un ejemplo: si estás embarazada ya puedes comprártelo y disfrutarlo. Hay un tipo de cojín que ya lo utiliza la madre antes del parto, denominado de serpiente. Continúa el uso con su bebé, pero ella ya lo puede tener en cama o en su sofá preferido y colocarlo para obtener una mejor postura.

En Bébé Concept queremos ayudarte en la tarea de seleccionar un buen cojín, pues pensamos en la comodidad de los padres y sus hijos. Pásate por nuestro catálogo online y encontrarás todo lo que necesitas, desde fundas para cojines de lactancia a calientaleches para bebés. Y, ahora, veamos 4 claves para una buena elección de almohada de lactancia, que también se denomina así.

¿Herradura o serpiente?

El tipo de cojín viene dictado por tus necesidades, como acabamos de reseñar. Básicamente, la de tipo herradura es de uso postparto, consistiendo en un accesorio abierto por un lado, conformado de tal manera que te rodea la cintura. El bebé se coloca encima. El serpiente, o churro, es alargado. Su relleno suele ser más blando y adaptable. Como también se utiliza antes del parto se denomina maternal o de embarazo.

Un material saludable

Ya todos los materiales se van homogeneizando en lo que a sanidad se refiere. Pero pon siempre atención en la composición. Busca artículos testados y que ofrezcan hipoalergenia y traspiración. La salubridad de un producto de estas características es un punto innegociable, debido al contacto permanente que se establece con la madre y el bebé.

Funda lavable

Una buena manera de mantener la limpieza es buscar un cojín de lactancia cuya funda se pueda quitar y lavar en casa. Algunas incluyen partes, o toda la superficie, impermeables. Atenta a la temperatura que marca su etiqueta. Y a los extras.
Revisa todas las opciones que te ofrecen. ¿Sabías que los hay con bolsillos o con diseños ergonómicos?

Un relleno confortable

Hay varios tipos de relleno, adquiriendo distintos grados de flexibilidad. Lo mejor es poder tantear in situ el tacto, eligiendo el que te convenza. O comprar en páginas que garanticen devolución.