Alimentos para embarazadas ¿Qué debo comer?

Alimentos para embarazadas ¿Qué puedo comer?

alimentos para embarazadasCuando estamos embarazadas nos preocupa nuestra alimentación por las consecuencias que ésta pueda tener para el bebé. La alimentación parece una cosa trivial en tu vida, pero todo cambia cuando estás en estado de gestación. Nuestra prioridad es que el bebé esté bien y sabemos la influencia que nuestra alimentación tiene sobre ello.  Además no queremos engordar demasiado y por si ésto fuera poco, aparece el temor a contraer enfermedades como la listeriosis, la toxoplasmosis, el anisakis, las posibles alergias a la lactosa, al gluten, el miedo a la gripe aviar, a las vacas locas, el consumo excesivo de mercurio o sodio a través del pescado. Parece fácil saber cómo alimentarse de forma adecuada, pero cuando se está embarazada aparecen tantas amenazas para nuestro bebé, que nos surgen muchas dudas y no es tan sencillo advertir cuáles son los mejores alimentos para embarazadas.

¿Cuáles son los mejores alimentos para embarazadas?

Si estas embarazada tu alimentación debe ser una fuente de equilibrio y placer donde no falten las vitaminas y los minerales necesarios para que el bebé se desarrolle con normalidad y tu salud no se vea afectada. No existe un listado de principales alimentos para embarazadas, pero si muchos consejos de lo que no se debe comer en este estado. Tu matrona te dirá que alimentos no deben faltar en tu dieta para que el bebé se desarrolle con normalidad, tu ginecólogo insistirá en los minerales y vitaminas que precisas ingerir para que tu salud y la de tu bebé no peligre. Y tus amigas te contarán un sin fin de experiencias y cuidados que debes tener para prevenir situaciones no deseadas. Siempre es así, es un momento delicado en el que recibirás múltiples consejos y advertencias de todo tipo. Entre las más habituales encontrarás :

  • No consumir alimentos procesados o bollería industrial. Mucho mejor consumir cosas naturales son más saludables. 
  • Atención con las carnes de cerdo, pueden contener la toxina de la toxoplasmosis ¡Adiós al jamón!
  • No abusar de las carnes de ternera. La grasa y el colesterol son malos para la salud. Y encima aparecen los temores ante el mal de las vacas locas.Recuerda que no debes comer carnes crudas, siempre muy cocinadas.
  • Las carnes blancas, no se, no se ¿qué sucede con el peligro de la gripe aviar?
  • Los pescados. ¡Atención! aparece el peligro del anisakis o del exceso de mercurio o sodio en tu dieta. Evita los peces de gran tamaño y congela todo el pescado que vayas a ingerir. 
  • Frutas y vegetales crudos. Recuerda que hoy en día se usan muchos fertilizantes e insecticidas. Lava muy bien la fruta y la verdura.
  • No abuses de los frutos secos. Son muy calóricos, super alergénicos y tienes el riesgo de atragantarte.
  • Cereales y lácteos ¿Sabes si tu bebé es alérgico al gluten o a la proteína de la leche? ¿Será mejor prevenir?
  • Pasta y arroz. Hidratos de carbono, no abuses de ellos, engordan.
  • Dulces NO, engordan, no aportan nutrientes y perderás tu línea.

Hacer caso a pié juntillas de estos consejos con firmeza y aseveración es una locura. Pero toda mujer embaraza siente esta presión del entorno que le rodea, su médico, sus amigas, sus familiares…

Nuestro consejo es que realices una alimentación variada, no hay ningún alimento para embarazadas que sea perfecto porque reúna todos los nutrientes indispensables. Del mismo modo, tampoco hay alimentos para embarazadas que estén prohibidos. Principalmente es una cuestión de cantidad y de alimentos para embarazadasequilibrio y de la situación personal de cada embarazada. Debes abandonar estos temores y ser consciente de que en tu dieta no pueden faltar la ingesta de los cinco grupos principales de alimentos: carne, pescados y huevos; productos lácteos; féculas y legumbres; hortalizas, verduras y frutas, y materias grasas. Los alimentos de cada grupo son intercambiables entre si, así que puedes variar cada día consumiendo alimentos diferentes de cada grupo para no aburrirte y aprovechar al máximo sus propiedades. Informarte de como procesar y cocinar dichos alimentos para no correr riesgos ante posibles contagios de enfermedades. Entre nuestros consejos destacamos: evita comer pescado y marisco crudo, no consumas charcutería artesanal, opta por la envasada. Toma leche y quesos pasteurizados. Lava cuidadosamente las hortalizas, verduras y frutas. Cocina bien la carne y el pescado. Conserva de forma separada los alimentos crudos de los ya cocinados. Y después de manipular alimentos no cocinados lávate bien las manos y limpia los utensilios utilizados así como la mesa de trabajo. Y comienza a disfrutar de una alimentación variada y equilibrada.