Antojos en el embarazo ¿Verdad o ficción?

¿Qué son los antojos? ¿Porqué aparecen durante el embarazo?

antojosPrácticamente todas las mujeres que estamos embarazadas, o lo hemos estado, hemos experimentado el deseo de ingerir un tipo de alimento durante el embarazo, que en ocasiones, no ha formado parte de nuestra dieta habitual, pero que en este estado nos apetece con frecuencia o en grandes cantidades. Podríamos decir que se trata de los famosos antojos que aparecen durante la gestación.

Existen distintos estudios que constatan su existencia,  aunque los resultados varían al explicar su procedencia, es decir, al explicar porqué aparecen.  Algunas teorías indican que se deben a los cambios hormonales y en concreto a la hormona Beta-hCG (Beta-coriogonadotropina humana). La hormona hCG es una glicoproteína que libera el embrión tras su implantación en el útero. Esta hormona se asocia al malestar que experimentan algunas mujeres durante la gestación, especialmente durante el primer trimestre y al aumento de apetito en las mujeres gestantes.

Otra de las razones que explican el porqué de estas ganas repentinas de comer un tipo de alimento determinado frecuentemente, o de rechazar otros, se encuentra en que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están próximas a aquellas que reciben los impulsos nerviosos originados desde el útero durante la gestación.

Los antojos también tienen otras explicaciones de naturaleza biológica que señalan que la necesidad de ingerir un determinado alimento puede estar asociado a la carencia de algún tipo de vitamina o mineral. Por ejemplo un deseo irreprimible por comer chocolate puede deberse a una deficiencia de magnesio.

También existen otras teorías de carácter psicológico que señalan como causa que genera los antojos, la ansiedad que experimentan algunas mujeres al estar embarazadas.

¿Cuáles son los antojos más frecuentes?

Los antojos varían tanto como los gustos, pero podríamos agruparlos principalmente en tres:

  • El deseo por los alimentos dulces: Estos tipos de antojos suelen ser los más frecuente, incluso en mujeres que no suelen comer dulces habitualmente en su dieta. La necesidad de ingerir dulces como chocolate, tartas, galletas e incluso helados. Incluso su apetencia suele ser con más frecuencia durante la noche. Esto tiene una explicación biológica ya que durante la noche se pueden producir bajadas de azúcar ya que la madre, al estar durmiendo no realiza ninguna ingesta, en cambio el feto sigue alimentándose de forma continua.
  • La apetencia de productos salados: Algunas mujeres desean productos salados y prefieren productos envasados, ya preparados y listos para comer. Los especialistas aconsejan tomar este tipo de alimentos con cautela, ya que no son recomendables.
  • Las ganas por ingerir alimentos agrios o amargos: Otras mujeres sienten una atracción por los sabores fuertes. No es extraño escuchar a una mujer embarazada su gusto por los pepinillos y banderillas durante la gestación.

antojos

¿Qué hacer ante los antojos? ¿Debemos satisfacerlos siempre?

¿Qué hacemos con los antojos? ¿Los satisfacemos o no? Lo más indicado durante el embarazo es hacer caso al sentido común. Si nuestro apetito aumenta y nuestra preferencia de alimentos es saludable, no entraña peligro incluir una mayor ingesta de ese tipo de alimento en nuestra dieta. Este sería el caso de las mujeres que sienten la necesidad de comer más piezas de fruta al día. En cambio, si se trata de alimentos altos en grasas, picantes o azúcares has de moderar su consumo, especialmente si te aporta calorías vacías.