Aprender a comer solos. Un gran logro

Aprender a comer solos es el nuevo reto de tu pequeño

aprender a comer solosAprender a comer solos es una rutina que debemos enseñar a nuestro hijo. Los niños entre 1 y 3 años de edad ya están preparados para aprender a comer solos. De hecho, a partir de los 6 meses, tu pequeño puede empezar a ingerir por si mismo los primeros alimentos complementarios a su dieta. Hay productos especiales para bebés que os pueden ayudar. La cantimplora Sili Squeeze es muy útil cuando se trata de purés o líquidos, o los alimentadores con asidera para sólidos.

Aprender a comer solos implica alcanzar el desarrollo de habilidades como la masticación, la motricidad fina y la coordinación visomotora. Su consecución variará en función de la edad con la que tu pequeño inicie esta andadura, ya que este factor influye sobre la madurez y, en consecuencia, sobre la adquisición más o menos rápida de estas competencias. Un niño con 2 años de edad utilizará los cubiertos con facilidad, especialmente la cuchara. Igual sucede con los vasos, o con la acción de limpiarse la boca sólito con la ayuda de su babero. Pero desde el año ya están capacitados para aprender a comer solos, incluso antes, si le permites manipular los alimentos con sus propias manos. aprender a comer solosEl método BLW Baby-Led Weaning también conocido como ACS Aprendo a Comer Solo así lo pone de manifiesto. Si estás interesada en conocer este método puedes leer “El niño ya come solo: consiga que su bebé disfrute de la buena comida” de Gill Rapley y Tracey Murkett.

Aprender a comer solos. ¿Cómo empezar?

Si tu hijo ya ha cumplido un año puede aprender a comer solo e interiorizar las normas y rutinas asociadas a esta tarea. Ahora bien, has de ser consciente que no estamos ante una conducta innata sino aprendida y por tanto requiere repetición de las pautas y las rutinas y mucha paciencia por tu parte. En este proceso tu pequeño se manchará y aprender a comer solostirará la comida, bien por falta de coordinación o bien, por llamar tu atención. Y tardará algún tiempo en realizar una acción que tú llevarías a cabo en una menor duración. No debes ponerte nerviosa, si no por el contrario, has de ser paciente y entender que es un proceso de aprendizaje que puede ser más o menos largo, así que trata de ser paciente y comprensiva.

En primer lugar elige el espacio donde llevar a cabo esta rutina. Procura que sea un lugar tranquilo, sin distracciones como la televisión o los juguetes que puedan desviar su atención. Ahora bien, aprender a comer solos, no significa hacerlo en soledad. No le separes del resto de la familia, es aconsejable que los niños aprendan a comer acompañados, ya que lo habitual es que lo haga así el resto de su vida.Trata de respetar los horarios. Es conveniente que mantengas estas pautas ya que en todo aprendizaje la rutina es importante.

Respecto a qué utensilios utilizar para aprender a comer solos, debes saber que en el mercado de la puericultura hay vajillas de aprendizaje que pueden resultar muy útiles en este proceso. Este tipo de vajillas presentan dibujos y colores atrayentes para el pequeño, pero además tienen unas características ergonómicas que facilitan su uso para los niños. Empieza por enseñarle a utilizar la cuchara. aprender a comer solosLas cucharas para bebes son fáciles de agarrar y su tamaño es reducido para facilitar su manejo y para no introducir en su boca demasiada comida. El tenedor vendrá después, cuando tu pequeño tenga destreza con la cuchara. El uso de este cubierto es más complejo, el niño tendrán que aprender a ejercer su fuerza de forma controlada para pinchar la comida. Respecto a los líquidos es conveniente que sustituyas el biberón por un vaso. Este paso suele ser complicado pero puede resultar más sencillo si utilizas vasos con adaptadores y boquillas conocidos como vasos o tazas de aprendizaje. Las asas grandes de estos vasos facilitarán al pequeño asirlo y llevarlo a su boca, asimismo, las tapas o boquillas evitan que el niño derrame el agua al tratar de llevar el vaso a la boca y así, poco a poco, el niño irá adquiriendo mayor coordinación visomotora.

Aprender a comer solos e instaurar hábitos saludables

Tu hijo está creciendo y es importante que le ayudes a ser autónomo. Para que tu pequeño crezca y madure con normalidad es importante aprender a comer solos, pero además, deben incorporar a esta rutina normas saludables. En este proceso debes enseñarle a masticar con calma para facilitar su digestión y evitar atragantamientos. A la vez, debes aprovechar este momento para inculcarle las normas de conducta que debe respetar en la mesa: masticar con la boca cerrada o limpiarse la boquita antes de beber. Todo ello forma parte de este proceso de aprendizaje y lo que aprenda ahora formará parte de esta rutina para siempre. Aprovecha también para introducir hábitos de higiene saludables asociados a esta acción, como lavarse las manos antes de comer y cepillarse los dientes después. Aprender a comer solos es todo un reto para los padres y para los bebés. Se trata de un proceso de aprendizaje beneficioso para tu pequeño que le hará más autónomo. Recuerda que requiere repetición y constancia para conseguir su logro, además de tu paciencia y comprensión.

aprender a comer solos