Asiento bañera bebé: Comodidad en el baño

asiento bañera bebeUna de las primeras pruebas de fuego para los padres primerizos son los baños del bebé. Mientras que los primeros días y, probablemente, los primeros meses, el baño es una prueba de habilidad sujetando al bebé en la pequeña bañera del cambiador, a partir de cierto momento, sea por tamaño del pequeño o por comodidad, es la bañera de toda la vida la que se comienza a utilizar. Pero este progreso se puede convertir en una incomodidad añadida si sigue requiriendo sujetar al pequeño durante el baño, ya que obliga al adulto a forzar la postura y agacharse de forma bastante poco confortable.

Asiento bañera bebe

Una solución para garantizar que la rutina del baño sea un momento agradable y divertido para todos son las hamacas y los asientos de bañera para el bebé. Las hamacas son el primer aliado de los padres y los retoños, ya que permiten al bebé una postura ergonómica, sin presiones mal repartidas, y sin peligro de resbalones e inmersiones no deseadas. Mantienen la cabeza del bebé ligeramente más elevada que el resto del cuerpo, y además suelen ser evolutivas, adaptando su forma a los progresos motrices del pequeño. Un ejemplo es la hamaca Saro, que aparte de presentarse en una alegre gama de colores y tener un diseño muy atractivo, es muy compacta y ocupa el mínimo espacio.

Cuando el bebé aprende a sentarse, la hamaca ya no es necesaria, ya que se sostiene solo perfectamente, sentado en el fondo de la bañera. Sin embargo, es a partir de este momento que el uso de los asientos de bañera de bebé son más importantes. Mientras que con el uso de las hamacas prima la comodidad, los asientos de bañera de bebé son un elemento también de seguridad. ¿Quién no ha tenido que alejarse un segundo de la bañera para alcanzar la toalla, o recoger un juguete que sale disparado? Ese breve instante de distancia puede significar que el inestable bebé se sumerja o se golpee. Los asientos de baño de nuevo son la respuesta, ya que se fijan con ventosas al fondo de la bañera para evitar deslizamientos, y al mismo tiempo aseguran al bebé en el asiento. Muchos de ellos son además abatibles y evolutivos, con mullidos asientos y divertidos accesorios para que el bebé juegue. La oferta es amplia, y entre los asientos de bañera más populares y valorados se encuentran los de marcas como Saro o Bebé Confort.