Bronquiolitis ¿Qué es y Cómo prevenirla?

Bronquiolitis ¿Qué es? Y ¿Cuáles son los síntomas?

bronquiolitisLa bronquiolitis es una infección de los bronquiolos que puede acontecer durante todo el año, pero su aparición es más frecuente durante los meses más fríos, desde noviembre hasta marzo. Consiste en la inflamación y acumulación de mocos en los bronquiolos, que son las vías aéreas más pequeñas de los pulmones. Esta infección la causa el virus respiratorio sincitial (VRS).

Los primeros síntomas de una bronquiolitis son un catarro común con tos y secreciones nasales, posteriormente aparecen dificultades respiratorias. Usted podrá observar que aumenta el ritmo de la respiración, las costillas se marcan de forma notoria al tomar aire, se le mueve mucho el abdomen al respirar e incluso puede escuchar sibiláncias en su respiración. A estos síntomas se añaden otros, aumentará la temperatura corporal, aparece la inapetencia, lo encontrará desanimado y débil, ya que pierden el apetito e incluso el color de su piel puede palidecer.

Si observamos algunos de estos síntomas debe acudir al pediatra para valorar el estado del bebé. La bronquiolitis es una infección muy común y no es siempre grave, pero ha de ser tratada. Especialmente si se trata de lactantes menores de seis meses y, en concreto, recién nacidos, prematuros o bebés con enfermedades neuromusculares u otros síndromes.

¿Cómo prevenir la bronquiolitis?

Al tratarse de un virus la bronquiolitis resulta contagiosa. La forma de contagio es sencilla, si tocamos algún objeto que esté contaminados con el virus (VRS) y luego nos tocamos la boca, la nariz o los ojos lo más probable que entremos en contacto con el virus y nos contagiemos. Porbronquiolitis esta razón, como medidas de prevención debemos evitar llevar a nuestros bebés a lugares concurridos, como pueden ser: centros comerciales o parques para niños y lavarnos de forma recurrente las manos, tanto las nuestras, como las de bebés. Asimismo, se ha de evitar que las personas que se acerquen al bebé no le besen la carita o las manos, e incluso que no le toquen las manos. Ya que los pequeños llevan sus manitas a la boca con mucha frecuencia. El uso de mochilas porta-bebés es recomendable, si tenemos que acudir a un centro comercial, colocando al bebé recostado sobre nuestro pecho. De esta manera evitará el contacto directo de su rostro (boca, nariz y ojos) con ambientes o personar contaminadas.

bronquiolitisEn el hogar es recomendable ventilar bien la estancia del bebé y controlar el estado del ambiente, tanto la temperatura, como los niveles de humedad. En el mercado puede encontrar higrómetros muy útiles para controlar los niveles óptimos.En el caso de padecer bronquiolitis consulte con el pediatra sobre la posibilidad de utilizar aerosoles para ayudar a expulsar las secreciones Mocos-aerosol-1nasales, e incluso el uso de humidificadores para crear un ambiente más apropiado para el bebé ante tal afección.