Calienta biberones de bebé: ¿Cómo funcionan?

Si estás en vísperas de ser madre o ya cuentas con un recién nacido en casa, el calienta biberones de bebé es uno de esos dispositivos ingeniosos que puedes llevar a donde quieras. Ideales para alimentarlos cuando menos lo esperas, son prácticos y muy funcionales, pero ¿cómo se utilizan?
Funcionamiento de los calienta-biberones de bebé

La mayoría de estos aparatos son portátiles, tienen un diseño donde insertas el biberón para calentarlo o mantenerlo a una temperatura ideal y utilizas un poco de agua para lograr la temperatura ideal. Imagina un pequeño baño de María que puedes llevar contigo al trabajo o tener uno en casa que pueda usar la abuela.
En realidad, los calienta biberones de bebé no son piezas complejas de ingeniería que requieran de una clase magistral para aprender a usarlos. Por lo general, disponen de un selector de temperatura que se ajusta al tamaño del potito o que puedes regular en función de si quieres mantenerlo caliente cuando sales a pasear.

Ninguna madre o padre quiere escuchar el llanto de un bebé con hambre, por ello el tiempo de preparación es un factor fundamental. Dentro de la amplia gama de productos que tienen este propósito, hay modelos que son bastante rápidos (2 o 4 min), mientras que otros pueden llegar a tardarse entre 15 a 20 minutos para tener el biberón listo. Es cuestión de ver sus características y decidir cuál es mejor.
Estos dispositivos están diseñados para una manipulación higiénica, rápida y que el calor se distribuya de forma pareja. Por esta razón puedes conseguir modelos ligeros que puedes conectar al coche y algunos que incluyen la desconexión automática cuando el biberón haya llegado a la temperatura idónea.

Calienta biberones de bebé Nuvita Travelmilk Flexy
Como parte de nuestro amplio catálogo, queremos recomendarte este práctico dispositivo que a diferencia de otras versiones, no requiere agua para su funcionamiento. Se trata de una funda de neopreno que conectas al mechero del coche, dándote esa seguridad y flexibilidad que necesitas al manejar.
Ideal para biberones o potitos de 300 ml o menos, cuenta con un diseño unisex en rojo que va muy bien donde lo quieras llevar. Ya que está hecho de un material bastante elástico, dispone de una cremallera para adaptarse a cualquier forma o hacer las veces de funda térmica cuando así lo requieras.
Ser padres es una tarea demandante, hazte con esos artículos que te ayudarán y facilitarán tu día a día, sin duda, un calienta biberones para bebés es uno de ellos.