Cojín de lactancia: tipos de cojín

La etapa de lactancia del bebé es recordada con cariño por todas las madres. Ayuda a crear un fuerte vínculo entre la mamá y el bebé, y ofrece momentos de increíble ternura. Para ayudarte a vivir esta fase de la vida de tu hijo con mayor comodidad, el cojín de lactancia es la solución ideal. Es un sencillo invento que hará tu vida más fácil, evitando tensiones musculares. Sigue leyendo y te contamos todo lo que debes saber para ganar en calidad de vida.

Cojines de lactancia

¿Qué es un cojín de lactancia?

Se trata de un accesorio de gran utilidad para evitar posturas forzadas mientras das el pecho a tu hijo. Es tan simple como colocarlo alrededor de tu cintura y te brindará un confortable apoyo para el bebé. Así no tendrás que sostener su peso en vilo durante todo el tiempo que dura cada toma, disfrutando de mayor libertad de movimientos. Además, al descargar de peso tus brazos, no sentirás la presión que es responsable de los dolores cervicales que sufren muchas madres tras dar el pecho. Podrás mantener tu espalda erguida y apoyada en el respaldo de la silla o el sofá y la posición será mucho más cómoda y agradable.

Tipos de cojín de lactancia

Cojín en forma de media luna o herradura: su forma en U y su estructura adaptable lo convierten en una solución sencilla y práctica. Se acopla alrededor de la cintura de la madre y facilita la colocación del bebé.

Cojín con reposacabezas: es una variante del anterior, al que se le añade un apoyo extra para la cabecita del pequeño.

Cojín en forma de serpiente: mucho más blando y versátil que el anterior, ya que puede cumplir otras funciones y usarse como almohada o como apoyo o barrera para el bebé. Su desventaja es que no es tan sencillo de usar, pero útil para las madres más imaginativas. Ofrece un punto de apoyo y puede usarse en las posturas de lactancia más habituales.

Cojines gemelares: como indica su nombre, están especialmente diseñados para las mamás de mellizos o gemelos. Suelen tener una estructura algo más rígida, generalmente pensada para acoplarse sobre una silla o sillón y facilita la difícil tarea de amamantar a dos bebés al mismo tiempo.

Sea cual sea tu elección, puedes estar segura que es un gran acierto que tu salud agradecerá.