Cojín lactancia: Ventajas para la mamá y para el bebé

El cojín de lactancia ha entrado con fuerza en el mercado, convirtiéndose en uno de los accesorios imprescindibles en el ajuar de un bebé. Se trata de un cojín que puede estar relleno de fibras naturales, lana, fibra de poliéster o microperlas y que sirve para sostener al bebé mientras se le da el pecho o el biberón.

Ventajas

Las ventajas del cojín de lactancia son múltiples, aquí te mostramos algunas de ellas:

Estos cojines permiten, tanto a padres como a madres, relajar los hombros, brazos y el cuello, evitando posturas molestas y dolorosas, haciendo del momento de dar de comer al bebé un momento único para ambos.

Existen algunos modelos para mellizos y gemelos, lo que permite tener a los dos bebés encima al mismo tiempo.

Son muy útiles si el parto ha sido por cesárea, con el cojín se evitará que el niño se apoye sobre la cicatriz, haciendo daño a la mamá al darle el pecho o el biberón.

No solo sirve para los primeros meses de vida del bebé, es ideal para mantener sentado al pequeño muy cómodamente. Una vez que el bebé sea más mayorcito se puede utilizar como cojín para el sofá, asiento, apoyo para la espalda, etcétera.

Son geniales durante el embarazo, ya que ayudan a la futura mamá a dormir bien, aliviando las tensiones. Lo adecuado es colocarse el cojín entre las piernas, de esa manera se relajan el abdomen y las caderas.

Tipos de cojines de lactancia

Existen muchos tipos de cojines, siempre se debe elegir el que mejor se adapte a las necesidades de la mamá y del bebé. Uno de los puntos que deben influir a la hora de la elección es la altura de la madre, si el cojín es muy alto, el niño quedará muy alto y será difícil amamantarlo.

Otro de los puntos a tener en cuenta son los diferentes tipos de cojines que podemos encontrar en el mercado según su dureza, los rígidos y los blandos. Los rígidos no son moldeables, se suelen colocar en la cintura de la madre, ajustándose a su contorno. No es necesario sujetar al bebé. Los blandos son totalmente moldeables, pesan muy poco y se puede utilizar durante el embarazo.

Cojines según su forma

Forma de herradura

Tienen forma de herradura o medialuna, se introducen en la cintura por la parte abierta. Podemos encontrar distintos tamaños, algunos incluyen reposacabezas para el bebé.

Forma de serpiente

También se le conoce con el nombre de churro. Son más voluminosos y complicados de guardar. Se recomiendan para embarazadas.