Cojines lactancia: Más útiles de lo que te imaginas

Dentro de la gran variedad de productos para facilitarte la vida, el cojín lactancia para bebés tal vez parezca un regalo trivial, pero en realidad es todo lo contrario. Si aún no tienes uno o está guardado en el cajón, te convendría ponerlo a prueba durante o después del embarazo. ¡No te arrepentirás!

Usos del cojín lactancia

También conocido como almohada de embarazo, su funcionalidad no está limitada a la decisión de amamantar. De hecho, se trata de un artículo muy versátil que sirve para toda la familia, es una inversión duradera y existen diversas texturas hechas a partir de materiales de gran calidad.
En caso de que estés embarazada, puedes elegir una forma lo suficientemente larga y que se ajuste a tu cuerpo para ubicarlo entre tus piernas. Esto te permite lograr una mejor postura a la hora de dormir, por lo que te es más fácil conciliar el sueño y obtener ese merecido descanso cuando lo necesites.
Cuando te has convertido en la orgullosa madre de un bebé saludable y has decidido amamantarlo, el cojín lactancia te será de mucha ayuda. Su comodidad te permite ajustar la mejor posición para sostenerlo, acercándolo sin dificultad y eliminando la presión sobre tu espalda.
Los cojines en forma de U, con arnés o sin él, pueden ser un gran aliado para tu bebé cuando empieza a controlar su cuerpo y quiera estar sentado. Y si optas por darle biberón para alimentarlo, el padre también puede usarlo de forma segura y confortable.

Tipos de almohadas para embarazadas

Hechos a partir de fibras antialergénicas y lavables, estos artículos cuentan con formas ergonómicas, a prueba de fugas e incluso con bolsillos extras para guardar cosas. Además del cojín de lactancia FeedFriend de Nuvita que tenemos en promoción, en nuestra tienda online puedes conseguir diseños como:
Ÿ En forma de U o herradura. Son productos que se amoldan a tu cuerpo, tienen firmeza variable y pueden llevarse a donde vayas. También incorporan una especie de apoya cabezas para el recién nacido y generalmente van en la cintura.
Ÿ Tipo churro o alargado. A diferencia del anterior, son abiertos, más blandos y no es recomendable cargarlos contigo por su tamaño. Son excelentes para dormir o acompañarte en la cama.
Ya sea para la gestación o amamantarlo, contamos con un extenso catálogo que te ayudará a tener a tu bebé tranquilo, saludable y seguro.