Consejos útiles sobre la lactancia materna

Pecho por primera vez. Consejos útiles

Si has decidido alimentar a tu recién nacido mediante lactancia materna, probablemente te surjan dudas sobre cómo dar el pecho por primera vez a tu pequeño. Te ofrecemos unos consejos para adquirir seguridad y confianza.  Lo más importante es que estés tranquila y observes a tu hijo. La naturaleza es sabia y te ayudará. Cuando nazca tu hijo verás que le gusta estar en tus brazos, oler tu piel y escuchar tu voz y el latido de tu corazón. Si es posible, ya en la sala de partos, acercalo a tu pecho, trata de voltearle hacia tu cuerpo y coloca su mejilla cerca de tu pezón para estimular el reflejo de succión. Si no lo consigue en ese momento, no te intranquilices cada recién nacido y cada mamá necesita un tiempo diferente para comenzar este proceso, pero es conveniente iniciarlo lo antes posible.  Si tras estimular al pequeño en varias ocasiones observas que le resulta complicado encontrar tu pezón, no dudes en pedir ayuda a las enfermeras que te acompañan. Ellas te aconsejaran otras posiciones que resulten más cómodas para ti y para tu bebé, las más conocidas son la clásica, la acostada o la invertida, debéis probar cual os resulta más cómoda para ambos.

pecho por primera vez

Amamantar a un recién nacido y más dar el pecho por primera vez requiere paciencia, práctica y cariño y tú eres la persona indicada para ello. A veces, se necesita tiempo para que ambos esteis tranquilos, cómodos y os complementéis. Si es necesario, debes saber que en el mercado existen productos que le ayudarán a encontrar la mejor posición, como los cojines de lactancia.

Dar el pecho por primera vez es una experiencia mágica

Las madres que hemos experimentado  la lactancia materna sabemos que dar el pecho por primera vez es un recuerdo imborrable, es una sensación muy especial del vínculo afectivo materno-filial, que resulta muy difícil de describir. Es una experiencia mágica en la que se sienten multitud de bonitas sensaciones y una gran ternura. Es una sensación de amor inconmensurable. No sentirás dolor, si no todo lo contrario. Si por algún motivo  tu pequeño te hace daño al succionar es que no lo estará haciendo de la forma adecuada y necesitará una pequeña ayudita. El personal sanitario que te acompaña en el hospital sabrá como indicarte, no dudes en consultar. Nadie nace sabiendo y una ayuda a tiempo es muy beneficiosa para ti y para tu pequeño.

pecho por primera vez

Con frecuencia muchas madres nos sentimos nerviosas cuando se acerca el momento de dar el pecho por primera vez, tenemos miedo a no saber hacerlo bien y esa presión puede afectarnos negativamente. Procura estar confiada, el amor que prodigas a tu recién nacido y la propia naturaleza te ayudarán en esta tarea. Y si no se consigue, no te culpes. A veces, no es posible por diferentes causas. Recuerda que hay otras formas beneficiosas de alimentar a tu bebé. Trata de liberarte de esta presión para que todo fluya con naturalidad y pide ayuda a los profesionales de salud que te rodean en ese momento.