Consejos a la hora de bañar a tu bebé

bañeras de bebeLa hora del baño de nuestro bebé es el momento perfecto para disfrutar de su compañía y conseguir pasar un tiempo diferente con nuestro bebé. Pero si no conseguimos realizar los pasos de forma correcta y cómoda para que nuestro bebé se encuentre a gusto, podemos convertir cada baño en un momento incómodo.

Incluso para nuestro bebé, además del aspecto higiénico, el baño es un momento de intimidad, de relación con los padres e incluso de juego. Por ello, conseguir que le guste y se encuentre cómodo es esencial para poder disfrutar diariamente. Elegir bañeras de bebe que nos resulten cómodas y prácticas es el primer paso para disfrutar del baño.

Entre todas las bañeras de bebe que podemos encontrar en el mercado, debemos seleccionar la que nos permita movernos con facilidad alrededor de ella, si la situamos en un cuarto pequeño, necesitamos una bañera de medidas reducidas o plegable para poder bañar a nuestro bebé de forma libre y sin obstáculos alrededor. También debemos tener en cuenta el tamaño interior, la capacidad de agua y la profundidad de la bañera. Nuestro bebé se ha de encontrar cómodo y ha de tener espacio suficiente para poder tener algún que otro juguete para divertirse mientras lo lavamos.

Además de conseguir una bañera adecuada a nuestras necesidades, podemos seguir unos cuantos consejos para que el baño sea más placentero para ambos:

– A la hora de sumergirlo debemos apoyarlo por completo en nuestro brazo y sumergir primero las piernas para que poco a poco se vaya acostumbrando. Debemos procurar que la bañera no tenga mucha profundidad para que nos sea cómodo bajar el brazo y poder manipular los jabones.

– Para lavar la cabeza, debemos mantener al bebé en horizontal y vigilar que no caiga agua en los ojos, ya que puede molestarle y provocar el llanto.

– Evitar movimientos bruscos con el agua para que esté tranquilo. Cuando nuestro bebé ya tenga una edad, podemos incluir juguetes para que se entretenga mientras lo lavamos.

No debemos olvidar que lo principal es la higiene de nuestro bebé, y si conseguimos convertir el momento del baño en un juego íntimo y divertido, podremos bañarlo cada día y disfrutar de él.