¿Cuándo decir adiós al chupete?

Adiós al chupete ¿cuál es el mejor momento?

adiós al chupeteLos especialistas aconsejan decir adiós al chupete antes de los dos o los tres años. Los motivos que sitúan la retirada en torno a esta edad son físicos. El uso prolongado del chupete se encuentra asociado a la aparición de deformaciones bucales que afectarán negativamente en la respiración de nuestro hijo, en su habla y en su masticación. Pero ¿qué sucede con los aspectos emocionales?

Aspectos emocionales  que determinan el adiós al chupete 

Emocionalmente decir adiós al chupete no es una tarea sencilla y para muchos padres los dos años es aún una edad temprana, todavía sienten que su hijo es un bebé y consideran que sigue necesitando el chupete. De algún modo, el chupete es un símbolo que perpetúa la fase del bebé . Para los padres tomar esta decisión es despedirse del último vestigio del bebé. Se trata de un paso importante que marca el fin de una etapa y el inicio de otra nueva, donde nuestro bebé pasa a convertirse en un niño. Por ello, y de forma inconsciente, muchos padres retrasan la edad de retirada del chupete.

Para el niño tampoco es una tarea sencilla. Hasta adiós al chupeteeste momento la succión ha sido una rutina constante en su vida. Desde el quinto mes de embarazo los bebes succionan su dedo pulgar en el vientre de la madre. Después, al nacer, la succión es un acto reflejo que proviene de su instinto de supervivencia, gracias al cual pueden alimentarse y sobrevivir. Posteriormente, a través de este mecanismo obtienen sosiego y relajación. De forma evolutiva este acto reflejo irá desapareciendo y el pequeño irá buscando esa calma que precisa con otros objetos. No obstante, es frecuente que, a pesar de iniciarse este proceso de desaparición, los padres tendemos a utilizar el chupete ante cualquier situación de malestar o desagrado que muestre nuestro hijo, reforzando la función del chupete como instrumento de relajación sin dar oportunidad a otros objetos. Esta situación se observa en muchos padres quienes usan el chupete ante la aparición de las primeras rabietas entre los dos y los tres años, reforzando así los vínculos existentes entre el niño y el chupete. Por tanto, antes de decir adiós al chupete, debemos plantearnos cuál es el uso que le hemos dado al chupete y, consecuentemente, valorar el apego y dependencia que nuestro hijo puede tener con éste.

adiós al chupeteLa edad más conveniente para decir adiós al chupete vendrá dada por cada familia, sin olvidar los consejos de los especialistas sobre las posibles deformaciones del paladar  Y sin olvidar el vínculo emocional que nuestro hijo tiene con el chupete, en función de la dependencia que hayamos creado con su uso. Así como, nuestras propias convicciones relacionadas con el crecimiento de nuestros hijos, que nos facilitarán o dificultarán la superación de esta etapa. Por consiguiente, no hay una edad específica, aunque si aconsejada. Y todo parece indicar que los dos años es el momento más adecuado. Esto no significa que no pueda hacerlo antes, ya que el hábito de succión no dura eternamente y comienza a desaparecer en intensidad y frecuencia cuando el niño comienza a comer sin succionar. A partir de este momento, usted puede iniciar la retirada al observar que el niño va perdiendo este hábito. O bien, si usted lo considera oportuno, iniciar su retirada después de los dos años. Pero siempre atendiendo las necesidades afectivas que vinculan la relación que se establece entre el niño y el chupete.