Cuidados del recién nacido en el hogar

Cuidados del recién nacido en el hogar

El nacimiento de nuestro hijo nos hace plantearnos cuáles serán los cuidados del recién nacido en el hogar. Cuidados del recien nacidoQueremos prepararlo todo y proporcionar a nuestro hijo todos los cuidados necesarios para que nuestro pequeño se adapte de forma cómoda y rápida a su nueva vida sin correr riesgos innecesarios. Hoy en Bebé Concept hablamos sobre los cuidados del recién nacido en la estancia principal de nuestra vivienda donde va a pasar el mayor tiempo: la habitación del bebé.

La habitación del bebé. Cuidados del recién nacido

La habitación del bebé es una de las estancias del hogar que más atención y dedicación ponemos ante la llegada de un hijo. Independientemente de su decoración lo fundamental es que este habitáculo sea fácil de limpiar y esté bien aislada y ventilada. La temperatura media ideal para procurar bienestar a nuestros pequeños es de 22ºC, con oscilaciones entre 20ºC y 24ºC, dependiendo de la estación del año. Es recomendable mantener todo el hogar a esta temperatura para evitar cambios térmicos bruscos cuando traslademos al bebé de una estancia a otra. Es fundamental no exponer al pequeño a corrientes de aire.

Evitar la sequedad ambiental de la habitación o de cualquier otro habitáculo donde se encuentre el bebé. En invierno, cuando el uso de radiadores es necesario, se recomienda colocar recipientes de agua sobre los radiadores o el uso intermitente de humidificadores para mantener un grado óptimo de humedad.

Otro aspecto a considerar entre los cuidados del recién nacido es la elección de la cuna. Ésta no debe ser demasiado profunda o baja, ya que dificulta nuestra atención sobre el bebé. De hecho, durante los dos primeros meses de vida de nuestro hijo se aconseja la utilización de minicunas, donde la vigilancia de nuestro Cuidados del recien nacidopequeño es más fácil y, probablemente, resulten más acogedoras por el pequeño tamaño de los recién nacidos. Además, ahora en el mercado se comercializan minicunas que favorecen el acercamiento del bebé a los padres durante la noche, lo cual resulta beneficioso para ambos. Este tipo de minicunas favorecen la crianza natural con lactancia materna. En estas minicunas el bebé se encuentra protegido por tres lados completamente cerrados, mientras el cuarto queda abierto y pegado a la cama de los padres, para poder mantener contacto durante toda la noche.Hay fabricantes que han incorporado esta opción en las cunas de mayor tamaño.

Respecto a la cuna hay que prestar especial atención a los barrotes, su separación no debe ser amplia para evitar accidentes, como que su cabecita quede atrapada entre ellos. Tampoco debe quedar espacio libre entre el colchón y las paredes de la cuna. El colchón también es una cuestión importante. Hoy en día existe una amplia oferta de colchones fabricados con distintos materiales: muelles, látex, viscoelástica, fibra de coco,etc. Si el pequeño no presenta alergias, los aspectos más importantes que deben determinar nuestra elección es que estén fabricados con materiales que favorezcan la transpiración y que sean lavables. También es muy importante el grado de firmeza,ni extremadamente firme, ni blando y mullido. Hay que evitar que el pequeño se hunda en el colchón. La elección correcta del colchón será fundamental para lograr un buen descanso, pero además, es un elemento clave para lograr un óptimo crecimiento y desarrollo de nuestros pequeños.