Cuna de viaje. Conoce la normativa europea

Cuna de viaje: seguridad y confort

cuna de viajeCuando los niños son pequeños duermen muchas horas y por ello debemos proporcionarles una cuna de viaje segura y cómoda que garantice su descanso y seguridad. Durante las vacaciones nuestros hijos tienen las mismas necesidades que durante el resto del año. Por ello debemos ofrecerles siempre los mismos cuidados. Por esta razón debemos valorar ciertos aspectos para elegir correctamente una cuna de viaje que garantice a nuestro hijo el mismo bienestar y la misma seguridad que le proporcionamos durante todo el año en su hogar habitual.

Las cunas de viaje son una solución práctica cuna de viajey cómoda cuando estamos fuera de casa. La facilidad de plegado (tipo paraguas o compás) y la comodidad de traslado de un lugar. Así como su sistema de apertura sencillo y rápido, como el poco espacio que ocupan una vez cerradas, son características que son valoradas por los padres a la hora de elegir la cuna de viaje que mejor se adapte a sus necesidades. Además algunas de estas cunas de viaje incorporan elementos extras que resultan muy atractivos para los padres como son: el arco de juegos, cambiadores, bolsillos guarda juguetes y mosquiteras a medida que influyen sobre la decisión de compra. Pero si su objetivo es que su hijo alcance un mayor bienestar logrando un sueño reparador y seguro, éstos no son los únicos aspectos que usted ha de valorar.

Normativa europea sobre las cunas de viaje

La normativa europea que establece los requisitos de seguridad que deben cumplir las cunas plegables o cunas de viaje es la misma que el resto de cunas, la UNE EN 716-1/2:2008(+A1:2013). Esta normativa define las características de los materiales de fabricación y de su estructura: ausencia de bordes cortantes, cantos redondeados, dimensión de los agujeros. Actualmente los fabricantes de cunas de viaje de reconocido prestigio utilizan materiales textiles que el niño no pueda arrancar y la pintura de las partes metálicas es atóxica. Las paredes están formadas por finas mallas de seguridad o de tejido que aumentan la seguridad del pequeño. El fondo de la cuna está fabricado habitualmente con cuatro o cinco tiras de MDF (fibra de virutas prensadas y encoladas que garantizan a la vez resistencia y flexibilidad) pegadas al colchón. La estructura suele estar formada por tubos de metal (aluminio, acero…) barnizado y con forro de espuma.

cuna de viajeAsí mismo, la normativa regula la altura de las cunas, especificando que la altura interna mínima ha de ser de 60 cm de la base en la posición más baja y de 30cm en la posición más alta. También es clara respecto al número de patas y ruedas y elementos bloqueadores con la finalidad de aumentar la seguridad de los niños. Las cunas pueden tener dos o más ruedas o dos o cuatro patas. Si lleva cuatro ruedas, al menos 2 se deben poder bloquear. A ello cabe añadir la insistencia de la normativa en que el producto ha de ir siempre acompañado de sus instrucciones de uso, pues es la única manera de hacer una utilización correcta del producto.

Cada uno de estos elementos regulados por la normativa europea garantizan la seguridad de su hijo, por ello es conveniente que sean tomados en cuenta por usted a la hora de adquirir una cuna de viaje. Con la finalidad de garantizar la seguridad de su hijo, le aconsejamos comprar este tipo de productos en tiendas de confianza y adquirir productos de puericultura de marcas oficiales y conocidas. Todas ellas las encontrará en Bebé Concept.