Dermatitis en bebés. Síntomas y tratamiento

Dermatitis en bebés y niños por contacto e irritativa. ¿Cuáles son los síntomas?

La dermatitis en bebés más habitual es aquella que se conoce como dermatitis por contacto e irritativa. Se trata de la aparición de lesiones en la piel en forma de eccema, inflamación o rojez, que puede venir acompañada de pápulas o vesículas, que producen escozor, quemazón, picor, e incluso dolor. Este cuadro irritativo se produce cuando la piel entradermatitis en bebés en contacto con algun elemento o sustancia que causa dicha reacción alérgica.  Con frecuencia se trata de determinados tejidos, cremas corporales, jabones, detergentes u otros elementos de nuestra vida cotidiana. La reacción ante el contacto puede ser inmediata o bien, aparecer de forma tardía, lo que dificulta la detección del alérgeno que lo produce.

La dermatitis en bebés es habitual debido a que la piel de un lactante es más fina y sensible, pero puede aparecer a cualquier edad. La dermatitis en bebés por irritación o contacto se localiza habitualmente en la cara o en las zonas de dermatitis en bebéspliegues, mayoritariamente en el área del pañal. En los niños de mayor edad puede localizarse en cualquier lugar del cuerpo pero en las manos suele aparecer con mayor frecuencia.

Determinar el factor que produce la dermatitis en bebés y en niños no es sencillo. Ya que, como ya se ha comentado, la manifestación de los síntomas no tiene porqué aparecer en el preciso momento en el que se produce el contacto con el elemento que produce dicha reacción, si no que puede presentarse de forma tardía.

Diagnóstico y tratamiento de la dermatitis en bebés y niños       

Para eliminar la dermatitis en bebés y niños es conveniente detectar el elemento que produce esta reacción alérgica para evitar el contacto de la piel con el alérgeno que provoca la reacción alérgica. Pero ya sabemos que no es sencillo. Además hay situaciones en las que evitar dicho contacto es muy difícil, especialmente cuando la sustancia que genera esa irritación es la propia saliva, sudor, o las heces y la orina, como en el caso de los bebés o de la existencia de incontinencias en otras edades.

El diagnóstico de la dermatitis en bebés y niños por dermatitis en bebéscontacto o irritativa se llevará a cabo a través del estudio de la historia clínica del paciente y de la observación de su evolución.  Los análisis de sangre no proporcionan ninguna información adicional que facilite su diagnóstico. En ocasiones se realizan pruebas epicutáneas, a través de las cuales se provoca el contacto de la piel con los alérgenos, que se sospechan pueden estar ocasionando estas lesiones, durante un periodo de tiempo determinado para valorar la respuesta de la piel.

Los tratamientos para mitigar el malestar que produce esta afección y para sanar la piel que se encuentra afectada por dermatitis en bebés y niños deben ser indicados por el pediatra. Habitualmente suelen utilizarse gasas o compresas de agua fría para calmar los síntomas, también se utilizan con frecuencia cremas hidratantes. Pero en ocasiones esto no es suficiente, por lo que su pediatra le indicará otros tratamientos como ungüentos protectores, utilizados como barrera o protector de la piel; soluciones antisépticas secantes, e incluso el uso de corticoides, aplicados sobre la zona afectada, o administrados por vía oral. También puede indicarse el uso de antihistamínicos.  Actualmente no existe la posibilidad de desensibilizar mediante vacunas u otros métodos. Pero evitar el contacto durante periodos prolongados  favorece su desaparición a largo plazo.