Dieta en el embarazo. Adelgazar tiene riesgos

Dieta en el embarazo ¡Atención! Puede ser peligroso

dieta en el embarazoDieta en el embarazo. Adelgazar durante la gestación entraña riesgos importantes para tu salud y la de tu bebé. Durante el embarazo nuestro cuerpo experimenta cambios importantes, entre ellos destaca el incremento de nuestro peso. No debes obsesionarte con la báscula y, sobretodo, no inicies ninguna dienta en el embarazo sin contar con tu médico si deseas adelgazar. El sobrepeso durante el embarazo lo debe determinar un especialista. Tu ginecólogo te derivará a un endocrino y ambos harán un seguimiento de tu embarazo, determinando si es necesario disminuir tu peso.

Iniciar una dieta en el embarazo comporta unos riesgos, especialmente si llevas a cabo una dieta sin el control y el seguimiento de los especialistas adecuados.  Una dieta de adelgazamiento puede presentar carencias de minerales, oligoelementos y nutrientes esenciales para la formación y el desarrollo del feto, e incluso para la salud de la madre.

Antes de iniciar una dieta en el embarazo, valora los riesgos

Existen distintos tipos de dietas de adelgazamiento pero cualquier dieta en el embarazo sin control médico entraña unos riesgos importantes. dieta en el embarazoLas dietas hiperprotéicas son especialmente peligrosas, pero también aquellas que son muy estrictas, ya que tu cuerpo obtendrá la energía a través de las grasas de tu organismo, y como consecuencia se crean cuerpos cetónicos que atravesarán la barrera placentaria afectando al desarrollo psicomotor y neurológico del bebé. Por ello, no es recomendable iniciar una dieta en el embarazo para reducir peso por cuenta propia. Para controlar el sobrepeso se recomienda mantener una vida activa, evitando el sedentarismo durante el embarazo, a no ser que el especialista te haya recomendado reposo.  Caminar a diario es un ejercicio saludable para ti y para el bebé. Otros consejos que te ayudarán a mantener un peso adecuado durante el embarazo serán: evita comer alimentos procesados, bollería industrial y bebidas azucaradas que tu cuerpo no necesita. Así como, realizar cinco comidas ligeras al día, donde no falten verduras, frutas, legumbres, carne, pescado y sobre todo lácteos. Y si tienes hambre entre horas tener siempre a mano una pieza de fruta o una ensalada para calmar tu apetito te ayudará.

La dieta en el embarazo ha de tener vitaminas y nutrientes esenciales

dieta en el embarazo

Durante el embarazo no puede faltar en tu dieta determinados minerales, vitaminas y oligoelementos esenciales. E iniciar una dieta de adelgazamiento puede hacer peligrar su presencia.  El ácido fólico es imprescindible, disminuye la probabilidad de aparición de defectos del tubo neural como espina bífida,  labio leporino o anencefalia entre otras. Asimismo, el yodo es fundamental para evitar posibles lesiones cerebrales durante la gestación y la lactancia. El hierro te ayudará a prevenir la anemia, el calcio es vital para tus huesos y los del bebé. Los ácidos grasos como el Omega3 favorecen el desarrollo del sistema nervioso central y de la vista, asi como reduce las posibilidades de un parto prematuro. Entre las vitaminas destaca la necesidad de vitamina C para el crecimiento fetal y la vitamina B6 para el sistema nervioso. Mantener una dieta completa y equilibrada durante el embarazo es esencial para el desarrollo de la gestación, así como, para la salud del feto y de la futura mamá.