Dolor de pecho en el embarazo. Porqué, Cuándo y Cómo

Dolor de pecho en el embarazo. ¿Porqué se produce?

El dolor de pecho en el embarazo es uno de los primeros síntomas que puedes experimentar durante la gestación de tu hijo. Algunas mujeres hablan de quemazón, tirantez, hinchazón, hormigueo o, simplemente más sensibilidad. Estas sensaciones son muy frecuentes entre las mujeres embarazadas. mujeres-embarazadas

Desde el primer momento de la gestación empiezan a producirse cambios hormonales en tu cuerpo que provocan un aumento del flujo sanguíneo y cambios en los tejidos mamarios. En concreto, se incrementa la producción de estrógenos y de progesterona, lo que conlleva a un aumento del volumen del pecho y con ello, una mayor sensibilidad en tus senos. También puedes observar otros cambios en el aspecto físico de tus pechos. Las venas comienzan a tornarse azules y el pezón y la areola del seno pueden oscurecer, e incluso, ensanchar su tamaño. También es frecuente observar la aparición de ciertos abultamientos en las areolas. Se trata de las glándulas de Montgomery que están experimentando cambios para prepararse para la lactancia. Durante la gestación se produce la hormona lactógeno que tienen como función asegurar el desarrollo correcto del feto y estimular las glándulas para la producción de leche.

 

Cuándo aparece el dolor de pecho en el embarazo

El dolor de pecho en el embarazo suele aparecer al inicio de la gestación, habitualmente, entre la semana cuarta y sexta manteniéndose hasta la octava, aunque puede perdurar, especialmente, durante el primer trimestre. Posteriormente, el dolor será más llevadero, pero puedes seguir experimentando sensaciones de tirantez, calor, e incluso, picor en tus pechos, ya que al aumentar de tamaño el seno, la piel ha de seguir estirando y produce estas sensaciones. Con frecuencia, las mujeres embarazadas aumentan su talla habitual en dos, sobre todo si se trata del primer hijo. También es frecuente sentir mayor sensibilidad en tu pecho durante todo el embarazo. A lo largo de la gestación seguirán produciéndose cambios en tu cuerpo y, en concreto, en tus senos. Debes saber que a partir del tercer mes, aproximadamente, tus pechos comienzan a producir el calostro y en el último trimestre puedes llegar a segregar esta sustancia. Toda esta actividad provoca los cambios que estás experimentando y todas las sensaciones que estás teniendo.

.

Claves para aliviar el dolor de pecho en el embarazo

Para aliviar el dolor de pecho en el embarazo puedes llevar a cabo distintas acciones. Hay mujeres que alternan frío y calor en sus pechos para reducir la sensación de hinchazón y quemazón, la ducha es un buen momento para hacerlo, alternando agua fría y caliente. También es conveniente utilizar cremas que mantengan el seno y el pezón muy hidratado. De esta manera lograrás aliviar la sensación de picor y tirantez y reducirás la posibilidad de que aparezcan estrías. Además, mantendrás el pecho en optimas condiciones para la futura lactancia.dolor de pecho en el embarazo

Para reducir el dolor de pecho en el embarazo también es muy conveniente utilizar sostenes específicos para embarazadas, que recojan y protejan bien tu pecho, con tirantes que no se claven en tus hombros y con cierres que permitan reajustarse al tamaño de tu contorno, que irá variando según avance el embarazo. Procura elegir un sujetador sin costuras cerca del pezón, porque pueden resultar molestos al aumentar la sensibilidad de éstos. Y, preferiblemente, usa tejidos de algodón para que transpire tu piel.