El cojín de lactancia, un gran aliado para ti y tu bebé

Sin duda, cuidar nuestra higiene postural es sumamente importante para nuestra salud y especialmente durante el embarazo y la lactancia. Aquellos que hemos vivido estas intensas experiencias sabemos que una postura correcta es la solución para muchos problemas que se plantean durante estas maravillosas etapas. Contar con un cojín lactancia o de maternidad que nos ayude a mejorar nuestra postura, y la de nuestro hijo, en la gestación y crianza es una opción muy afortunada, ya que es un fácil recurso que se nos hará imprescindible por sus grandes ventajas.

cojin-lactancia-bebes
Qué es un cojín de lactancia y sus beneficios

Pues como su nombre indica, es un cojín que se coloca alrededor de nuestra cintura y facilita la lactancia, ya sea materna o con biberón, ya que corrige la posición de la espalda, consiguiendo una postura adecuada y placentera, por muy larga que sea la toma. El bebé va colocado sobre él, consiguiendo una elevación perfecta, a la altura del pecho, que le facilitará la succión y evitará encorvar tu espalda.

Como podemos ver, sus ventajas van desde evitar molestas contracturas y dolores hasta mejorar la lactancia, ya que simplifica complejas posturas que a nosotras se nos hacen incomodísimas pero que a nuestros bebés les ayudan a mamar mejor, pasando por mejorar las digestiones del pequeño por evitar excesivas absorciones de aire durante la toma.

Pero el uso del cojín lactancia no se reducen exclusivamente a las tomas. También contribuye a fortalecer la musculatura del bebé en cuello y espalda y les ayuda a conseguir una postura erguida de forma segura, pues actúan como antivuelco. Para practicar estas posiciones hay que cuidar los tiempos que nos indique nuestro pediatra y no dejar al pequeño solo durante su uso, no olvidemos la fragilidad de su cuerpo y el mínimo control que posee sobre él.

¿Qué modelos puedo encontrar en el mercado?

Puedes encontrarlos de diferentes medidas. Si deseas utilizarlo desde el embarazo, es aconsejable elegir un modelo de gran tamaño que facilite tu descanso en la cama durante el último trimestre. Si lo quieres exclusivamente en la lactancia, son muy recomendables cojin de lactancialos más pequeños ya que son más manejables para utilizarlos sentada y el transporte es muy sencillo.
Te recomendamos que uses fundas lavables. Piensa que las pérdidas de leche son muy frecuentes y durante las tomas los bebés pueden regurgitar. Así mismo, opta por materiales naturales para evitar incómodas alergias.
¡Feliz Uso!