El mejor cojín de lactancia

Hablar de lactancia es hacerlo sobre una de las conexiones más fuertes e inquebrantables que existen entre madre e hijo. En este momento mágico de la maternidad, se proveen todos esos nutrientes que nuestro hijo necesita para su desarrollo, y debido a que no existe alimentación más beneficiosa para ellos, debemos hacer de este momento algo especial, cómodo y placentero para ambos.

La comodidad en la lactancia

Los primeros pasos de la lactancia suelen ser difíciles, incómodos y algunas veces dolorosos para algunas madres primerizas, es por ello que siempre se busca la forma de sentirse cómoda, y de esta manera hacer que esta técnica se convierta en una rutina agradable y que pueda disfrutarse.

Una de las mejores maneras de lograrlo es consiguiendo una posición cómoda para la madre y para el bebé, y si aún no la has encontrado, es porque seguro no conoces los cojines de lactancia.

¿Qué es un cojín lactancia y cómo elegir el mejor?

Un cojín lactancia es una almohada que ofrece confort, comodidad y seguridad a la hora de amamantar a tu bebé. Es un artículo que puede servir para alimentar a tu bebé de forma cómoda y segura, brindarte comodidad en tus horas de descanso y ayudar a tu bebé a aprender a sentarse cuando llegue el momento.

Pero si hay tantas en el mercado ¿Cómo elegir la adecuada? Pues para ello te daremos algunos consejos:

1. Reconoce que es una inversión

Aunque este podría no ser un punto determinante para muchas madres, si lo es para otras, ya que según el modelo y la marca, esta podría no ser una compra muy económica. Lo ideal es que te plantees si lo necesitas y que busques el mejor precio. Dentro de nuestras opciones puedes encontrar gran variedad.

2. Elige un tipo de cojín

Como te imaginarás existen varios tipos de cojines, pero los más famosos son dos: Los rígidos en forma de U que se colocan en la cintura para que el bebé no se mueva mientras come y que son de materiales duros como lo dice su nombre; y los alargados que son blandos y largos como una serpiente y rellenos de microperlas o semillas para dormir y para lactar.

3. Piensa en la comodidad

Si estas comprando este artículo, es porque quieres comodidad, de modo que estudia bien la marca, el material de fabricación y los usos que proporciona. Apuesta siempre por la calidad.

4. Toma en cuenta la limpieza

Como cualquier artículo que va a estar en contacto con tu bebé, debes pensar en la limpieza. Un cojín lactancia ideal es aquel que puede lavarse sin deteriorarse o que pueda desenfundarse para mayor higiene.
¿Ya estas listas para comprar tu primer cojín de lactancia?