El sueño del bebé durante el primer año

sueño del bebeCuando se es padre o madre, y más si es primerizo, existen muchos aspectos propios de los bebés que se desconocen, como por ejemplo: cuánto debe dormir un bebé en su primer año de vida o el porqué de tantas horas de sueño. Que aparezcan estas dudas es completamente normal, pues el sueño del bebé es uno de los temas más importantes y recurrentes. Debido a esta importancia, intentaremos explicar aquí el porqué del sueño y cuántas horas necesitan nuestros bebés para satisfacer todas sus necesidades y funciones.

1) El sueño del bebé de 1 a 6 meses. Por lo general, todos los recién nacidos suelen dormir una media de 16 horas despertándose cada 2 o 3 horas para comer. Cuando se cumplen los dos meses ya consiguen dormir más seguido por las noches y a los 4 meses duermen unas 5 horas consecutivas, lo que permite a los padres descansar mucho más tranquilos. A partir de los 4 meses hasta el medio año ya es recomendable que los bebés se vayan acostumbrando a una rutina de sueño que decidirán sus padres.

2) El sueño del bebé de 6 a 12 meses. En esta etapa, los ciclos de sueño de tu bebé se van equiparando a los ciclos de un adulto, aunque seguirá durmiendo unas 12 horas al día, además de la siesta.

3) ¿Por qué duermen tanto los bebés? Las largas horas de sueño de los bebés se deben a la necesidad de sus organismos de desarrollar y realizar sus funciones esenciales, por ejemplo: la maduración de su cerebro o su desarrollo intelectual. Además, durante estas horas de sueño el bebé también segrega la conocida hormona del crecimiento que, como su nombre indica, les ayuda a crecer.

Ahora que ya sabemos cuántas horas debe dormir nuestro bebé para su correcto crecimiento y el porqué de todas estas horas, podemos estar más tranquilos como padres sabiendo que nuestros hijos están completamente sanos. Lo único que resta es asegurarnos de que nuestro bebé cuente con una cuna cómoda para sus horas de sueño mientras permanecemos en casa y conseguir el mejor cochecito de bebe para que pueda seguir durmiendo mientras das largos paseos con él.