Episotomía. Todo lo que te interesa saber

¿Qué es una episotomía?. ¿Porqué se realiza?

La episotomía es una práctica quirúrgica que se realiza durante el parto. Se trata de una incisión en el periné para facilitar la abertura vaginal y evitar el desgarro de los tejidos durante la expulsión del bebé. episotomiaEste corte puede medir entre 1 y 3 centímetros. Y hay dos tipos: la central o medio lateral. La central es un corte vertical que parte de la comisura posterior de la vulva hacia el ano y la medio lateral parte de la vulva hacia un lado u otro del periné, de forma oblicua. Posteriormente, la incisión se cerrará con puntos de sutura.

Durante años, la episotomía se convirtió en una práctica habitual, pero actualmente, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomiendan realizarla de forma selectiva, solo cuando el profesional que atiende el parto considere que es necesario. Si eres madre primeriza, tienes más de 30 años, o eres una  mujer deportista tienen más probabilidades de que te practiquen este tipo de intervención, ya que la musculatura de tu periné es más fuerte y estará más endurecida.Aunque no siempre es así.

¿Qué sentirás si te practican una episotomía?

Cuando te practiquen la episotomía no sentirás nada, ya que la zona está dormida Las molestias vendrán en su cicatrización. Al principio, generalmente, la episotomía te producirá tirantez, escozor, e incluso dolor, al moverte o al sentarte y entrar en contacto directo la cicatriz con un asiento. La zona estará inflamada. Si utilizas un pequeño espejo podrás observar su aspecto y tamaño. La situación mejora según transcurren los primeros días y más aún con la reabsorción de los puntos. Hasta entonces procura sentarte de lado y trata de buscar remedios que reduzcan la tirantez y el escozor. Hacer correr agua tibia sobre la cicatriz puede ayudarte, obteniendo efectos calmantes.

Cuidados e higiene que debes tener si te realizan una episotomía

Durante tu estancia en el hospital serán la comadrona y las enfermeras quienes se ocuparan de tu higiene íntima y control de los puntos de sutura de la episotomía. Pero cuando llegues a casa serás tú misma quien deberá llevar a cabo estos cuidados. Habitualmente deberás lavarte la cicatriz con agua tibia y jabón suave dos o tres veces al día, sin frotar y siempre de la vagina hacia el ano, para evitar que entren en contacto con la vagina los gérmenes que están próximos al ano. Algunos profesionales suelen recomendar algún antiséptico, pero no utilices ninguno sin prescripción médica. Algunos productos pueden tener yodo y no son recomendables si optas por la lactancia materna.

Es muy importante mantener seca la cicatriz para favorecer la cicatrización y evitar infecciones. Por ello es conveniente que seques bien la zona afectada, dando unos suaves toques con una gasa o toalla de algodón. Algunas mujeres, después de secar con las gasas, utilizan también el secador de pelo con aire frío o tíbio, para dejar completamente seca la zona.

Otros cuidados que debes tener con la finalidad de evitar infecciones y sentirte más cómoda, son utilizar compresas de algodón que faciliten la transpiración, cámbialas a menudo y, previamente, lávate muy bien las manos. No utilices compresas con plásticos, episotomiapues la humedad afecta negativamente en la cicatrización de la episotomía. También es recomendable usar braguitas de algodón y evita utilizar ropa ajustada que te comprima la zona.  Y procura consumir alimentos con alto contenido en fibra para evitar el estreñimiento.

One comment on “Episotomía. Todo lo que te interesa saber”

Comments are closed.