Guapa en el embarazo: consejos y cuidados

Guapa en el embarazo. Pequeños trucos sencillos y saludables

guapa en el embarazo

Estar guapa en el embarazo te ayuda a superar de forma positiva los cambios que experimenta tu cuerpo en este periodo y mejora tu estado de ánimo. Durante el embarazo es frecuente que tu rostro refleje cansancio y tu piel parezca más frágil, además el aumento de peso suele ser difícil de llevar. Pero si aplicas unos cuidados sencillos que realcen tu belleza, todos estos cambios serán más sencillos de aceptar.

Cuida tu piel y estarás más guapa en el embarazo

La piel del rostro se vuelve más fina y transparente durante la gestación debido a los estrógenos, pero también estará más reseca, especialmente, si antes de estar embarazada tu piel ya era seca. Evita las lociones tónicas con alcohol y utiliza cremas hidratantes de día y de noche y trata de beber agua abundante. Además, protege tu piel del sol. Durante el embarazo pueden aparecer cambios de pigmentación debido a la síntesis de la melanina. Aproximadamente en el 70% de las mujeres embarazadas aparecen esas manchas más oscuras denominadas “cloasma gravídico”  o “melasma” popularmente conocido como “máscara del embarazo” y una manera de prevenirlo es evitar la exposición solar.

Siéntete más guapa en el embarazo cuidando y nutriendo tu cuerpo

Las estrías son una de las incomodidades del embarazo, aparecen sobre todo en el vientre, en los senos, en las caderas, en los muslos y en las nalgas. Para evitar su aparición debes controlar tu peso y aplicar diariamente una hidratación extra a tu cuerpo. En el mercado existen cremas específicas para ello. Además hacer uso de un peeling suave una vez por semana ayudará a tu piel a absorber con mayor facilidad estos productos hidratantes.

guapa en el embarazo

Combatir la celulitis es otro caballo de batalla que te ayudará a estar más guapa en el embarazo. La acumulación  anormal de grasa en los tejidos adiposos es habitual durante la gestación, esto unido a una circulación sanguínea menos fluida favorece la aparición de la temida celulitis. Para combatirla es necesario estimular las células grasas y descongestionar los tejidos que favorecen el drenaje. Beber mucha agua, caminar y realizar ejercicio físico suave en la piscina favorece la circulación sanguínea. También puedes ayudarte con masajes para que los tejidos cutáneos recuperen elasticidad con ayuda de alguna crema o aceite hidratante.

La inflamación de los tobillos y la sobrecarga que sientes en tus piernas también puede hacerte sentir mal. Pero puedes combatirlo con paseos diarios de media hora, no permanezcas demasiado tiempo de pie y cuando te sientes trata de poner las piernas en alto. Duerme con los pies ligeramente elevados, los cojines de embarazo y lactancia son una opción estupenda para ello. Evita la calefacción desde el suelo y las duchas de agua caliente y acaba la ducha aplicando un chorro de agua fría sobre las piernas. También es conveniente que diariamente dediques unos minutos de tu tiempo a masajear tus piernas de abajo a arriba utilizando un gel frío que te aconseje tu matrona o ginecólogo. Todo ello te proporcionará una sensación muy agradable y una mayor sensación de bienestar y belleza.

Otra parte de tu cuerpo que deberás cuidar son tus pechos. Tus senos lucirán mejor que nunca, pero recuerda que es una de las partes de tu cuerpo más vulnerables con la gestación. Para evitar que tus senos se distiendan excesivamente utiliza un sujetador maternal adecuado y aplica una crema hidratante desde la base de los senos hasta el cuello. La práctica de natación de espalda te ayudará a reforzar los pectorales.

Tu cabello y tus uñas: un aliado de belleza durante la gestación

guapa en el embarazoDurante el embarazo tus uñas y tu cabello lucirán más bellos que nunca lo cual realzará tu belleza y te sentirás más guapa durante el embarazo. Ahora bien, si tu cabello es tendente a graso es posible que durante la gestación se agrave el problema. Si ese es tu problema lava tu pelo con frecuencia con un champú suave y utiliza mascarillas o cremas regeneradoras que te ayuden a equilibrar el PH de tu piel y evita secarlo con calor excesivo. Respecto a las uñas, notarás que estarán más fuertes que nunca, incluso crecen más rápido de lo habitual. Si tienes costumbre de llevarlas pintadas nada te impide seguir haciéndolo y lucir unas bellas manos.