Juguetes de bebé: La influencia de los primeros juegos en el desarrollo del bebe

El desarrollo de los bebés está influido por todo lo que les rodea. Son como pequeñas esponjas donde todo lo que compone su mundo es fuente de aprendizaje. Todo les llama la atención, todo suscita en ellos un interés ante una novedad, y es precisamente en este punto cuando los padres podemos ayudarles a desarrollarse adecuadamente proporcionándoles los elementos que estimulan ciertos aspectos de su cerebro y de su cuerpo.

No hay mejor manera de aprender que divirtiéndose, por lo que proporcionar a los niños juguetes adaptados a su edad, acordes con su etapa de crecimiento es una forma muy interesante de ayudarles en su desarrollo. Así, en función de la edad de los niños los juguetes para bebés adecuados son:

Entre los 0 y 6 meses, los bebés ya son capaces de fijar la vista, durante unos segundos pueden fijar sus ojos en rostros u objetos a una distancia de unos 30 centímetros. Es una edad muy adecuada para utilizar juguetes de bebé donde se muestren imágenes como libros compuestos por diferentes texturas que ayudan a estimular sus sentidos, sonajeros o móviles de cuna que les ayudan a estimular su capacidad para sostener ciertos objetos en las manos y llevárselos a la boca. Una actividad muy graciosa es mostrarle su imagen en un espejo, ya que al ser capaces de poder fijar la vista les resulta muy divertido ver su reflejo.
Entre los 6 y 12 meses, el bebé ya es capaz de mantenerse sentado apoyado entre cojines, puede coger solo objetos como cucharas y su desarrollo manual ya está algo más desarrollado. Para fomentar esta habilidad resultan muy recomendables juguetes para bebés como cubos de plásticos de diferentes colores, pelotas, formas que rueden, etc. A esta edad los sonidos les llaman la atención por lo que los juguetes para bebés musicales son todo un acierto en esta etapa de su desarrollo. También son muy acertados los juegos donde los niños tienen que meter y sacar cosas, así como los balancines y estimuladores de gateo que ayudan a su desarrollo motriz. En esta etapa también desarrollan el afecto, por lo que un peluche o cuna manta también constituye un acierto en cuanto a juguetes de bebé.

Ayudar al desarrollo de las capacidades de los bebés es una tarea que forma parte de su cuidado y para ello no hay nada mejor que proporcionarle los juguetes que, además de divertirle, le resulten de ayuda para poder desarrollarse, para estimular ciertos aspectos de sus capacidades. Aprender jugando, un concepto muy acertado que aportará muchas satisfacciones a padres e hijos.