La mirada del bebé y la maternidad

La mirada del bebé. El amor en su máxima expresión

la mirada del bebéAún recuerdo los ojos de mi bebé clavados en mi rostro sin expresión alguna, cuando lo dejaron sobre mi pecho al nacer. La mirada del bebé es un recuerdo imborrable ¡Esos grandes ojos grises e inexpresivos! Daría cualquier cosa por saber que estaba pasando por su cabeza ¿Qué verían sus ojos, tan fijos frente a mi rostro? ¿Qué pensaría? Probablemente la imagen que él percibía era tan extraña para él como la que yo sentía al verle ¡Pero, fue tanto el amor que sentí! ¡Era tan grande la incertidumbre sobre todo lo que se avecinaba! Fue en ese momento, cuando su mirada me hizo consciente de su existencia y de lo grande que iba a ser esta experiencia, ser madre.

La mirada del bebé inmadura e inocente

Los ojos de un bebé irradian ternura e inocencia, parecen que nos están mirando tratando de descubrir quien eres. Pero lo cierto es que es uno de los sentidos que tardan en madurar. Es preciso que transcurran de 6 a 8 meses para que el sentido de la vista de un bebé evolucione y alcance su completo desarrollo. la mirada del bebéNo obstante, desde el primer día el sentido de la vista es esencial para su desarrollo físico, mental y emocional. La vista le ayudará a percibir el mundo que le rodea desde su nacimiento. E irá madurando a la vez que lo hace su cerebro.

Cómo evoluciona el sentido de la vista y la mirada del bebé

Al nacer tu bebé verá borroso, sólo será capaz de distinguir imágenes que se encuentre a una distancia entre 20 a 38 cm. Lo que le permitirá reconocer la imagen de la cara de quien le sujeta en brazos, aunque aún no con mucha claridad. Durante el primer mes tratará de enfocar los dos ojos a la vez, trabajará duro en ello. Si utilizas un sonajero y lo mueves despacio frente a su cara observarás cómo trata de seguirlo con la mirada. Durante el segundo mes conseguirá seguir el sonajero con sus ojos con mayor facilidad y empezará a distinguir colores de patrón blanco y negro, opuestos o muy diferentes.

la mirada del bebéA partir del cuarto mes la mirada del bebé es más expresiva. En este momento ha desarrollado la visión en profundidad. Su cerebro les permite distinguir la posición del objeto, su tamaño y su forma. Además en este momento ya ha evolucionado significativamente su motricidad, sus manos y su vista trabajaran de forma conjunta. Si utilizas pequeños juguetes no pesados, que pueda asir con facilidad, observarás su destreza e incluso sus preferencias ante determinados objetos, ya que su vista le permite diferenciarlos.Las alfombras de juego de múltiples actividades son muy útiles a partir de este momento. Durante el quinto mes ya distinguirá con gran facilidad colores parecidos. Hasta llegar al octavo mes donde la vista de tu hijo habrá alcanzado la madurez de un adulto en lo que al sentido de la vista se refiere. No obstante, su mirada aunque más expresiva que el día de su nacimiento, permanecerá inocente, mostrando cada día su ilusión, su alegría y derrochando tanto amor que conseguirá detener tu mundo durante unos instantes cada vez que vuestras miradas se encuentren.

La mirada del bebé, la de tu bebé, es una mirada tan la mirada del bebépoderosa que permite cambiar tu vida para siempre desde que se produce el primer encuentro de vuestros ojos. Todos los que sois papás sabéis a lo que me refiero. Y si todavía no lo has experimentado ¡prepárate a hacerlo! Es un momento de plenitud que guardaras siempre en tu memoria ¡Disfrútalo!