La prueba del talón: Todo lo que debes saber

Se trata de un procedimiento clínico que se realiza a los neonatos durante las primeras 48-72 horas de vida. En algunas ocasiones, como en prematuros, bajos de peso al nacer y gemelares, es necesario repetir la prueba 15 días después del nacimiento.

El procedimiento consiste en la toma de muestras de sangre obtenidas del talón del bebé para realizar un análisis en los Laboratorios de Referencia de Cribado Neonatal, cuyo estudio mostrará si presenta alguna enfermedad metabólica congénita. Aunque esta prueba no es considerada como un diagnóstico, con su uso se identifica la población en riesgo para realizar los exámenes diagnósticos que ayudarán a definir un tratamiento, según la enfermedad que presente el bebé.

Se sabe que entre 1 y 2 de cada mil neonatos presentan trastornos metabólicos que de no tratarse a tiempo, pueden traer complicaciones durante el periodo de lactancia y consecuencias neurológicas que pueden llevar a incapacidades durante su vida. Por esto es importante realizar las pruebas, brindar los datos solicitados, conservar el resguardo con el código de identificación del bebé y actuar oportunamente de acuerdo a los resultados.

Estas son las enfermedades que se busca identificar con la prueba:

Hipotiroidismo congénito: afectaría la frecuencia cardíaca, la temperatura del cuerpo y el metabolismo.

Aminoacidopatías: causarían crisis convulsivas, vómitos, afección sensorial, retraso mental, incluso muerte.

Defectos de la beta oxidación de los ácidos grasos: conducirían a debilidad muscular y cardiomiopatía.

Acidurias/acidemias orgánicas: se presentarían vómitos, pérdida de peso, letargo.

Fibrosis quística: afecta los pulmones y el sistema digestivo.

Una vez realizado el análisis, si los resultados son normales y el bebé se encuentra sano, la madre o representante legal del neonato recibirá una carta en su residencia entre los 10 y los 20 días después de la realización de la prueba. En caso contrario, la madre será contactada a través del número telefónico que registró en la ficha. Es importante recordar que antes de determinar si el bebé está enfermo, se deben realizar pruebas más contundentes, así que no hay que alarmarse demasiado si las pruebas resultan positivas. Otro motivo por el cual pueden contactar a los padres por teléfono es que las muestras no se hayan tomado bien y se requiera repetir el test.