Las ventajas de los calientabiberones de bebé

Tener uno o dos calientabiberones de bebé a mano es algo que cualquier madre experimentada tendrá muy en cuenta a la hora de alimentar a su hijo. Si eres o vas a ser madre primeriza enseguida te darás cuenta de lo útil que puede llegar a ser este pequeño artilugio. ¿Por qué? A continuación te lo mostraremos.

Uno de los mayores quebraderos de cabeza por los que podemos pasar con nuestro pequeño es tener todo dispuesto a la hora de alimentarlo. El problema está en el hecho de que nuestro bebé va a tener una serie de tomas a unas horas muy estrictas. Su pequeño cuerpecito necesita alimentación de manera muy constante y bajo unas condiciones muy estrictas para que no le sienten mal las tomas. Ante todo, la temperatura de la leche debe estar entre los 36 y los 37 grados centígrados para asemejarse así a la temperatura del cuerpo de su madre. Si está más fría no la querrá tomar, y si se encuentra más caliente puede quemarse.

Aquí entra la principal característica del calientabiberones de bebé. Permite calentar la leche a la temperatura perfecta y mantenerla a dicha temperatura en todo momento, para que la leche se encuentre siempre óptima para nuestro chiquitín. Para una madre que no pueda o quiera alimentar a su hijo con el método tradicional, el calientabiberones ofrece una ventaja clara frente al método de calentar el biberón al baño maría. Frente al microondas, la ventaja es incluso superior, ya que a menudo este aparato calienta en exceso únicamente ciertas partes del biberón, dejando otras más templadas, de tal forma que podemos creer que se encuentra a una temperatura correcta y que salga la leche ardiendo. Además, no hay que configurar nada, basta con pulsar un botón y el proceso se realizará de manera automática.

La otra gran ventaja del calientabiberones es la posibilidad de poder disponer de leche caliente en cualquier momento, sin tener que depender de microondas ni ningún otro aparato. Simplemente con disponer de un enchufe ya tendremos a nuestra disposición leche a su temperatura ideal. Gran parte de los modelos vienen también con un enchufe para el coche, perfecto para tener una cierta independencia en viajes largos o si queremos realizar una excursión. Tenemos unas elegantes bolsitas para poder guardarlo en el bolso o llevarlo colgado de la sillita o en cualquier lado.

Por supuesto, la limpieza del producto es fundamental para que nuestro pequeño no pueda tomar ningún elemento nocivo, algunos modelos incluyen también la posibilidad de esterilizar el biberón después de la toma, para que no exista ningún riesgo si lo queremos usar varias veces. Como podemos ver, las ventajas de utilizar un calientabiberones de bebé son múltiples y muy interesantes para cualquier madre que quiera quitarse preocupaciones de encima.