Llanto del bebé ¿Porqué llora y cómo calmarlo?

El llanto del bebé es su forma de comunicación

Newborn baby boy on a blue blanket

Nuestro bebé llora y a veces no sabemos porqué, esta situación nos incomoda porque asociamos el llanto del bebé con su malestar. La experiencia que se adquiere en la crianza será quien nos enseñe cuando ese llanto es motivo de angustia o de cualquier otro estado de nuestro hijo, ya que ésta es su forma de comunicación.

¿A qué se debe el llanto del bebé? ¿Porqué lloran?

El llanto del bebé siempre tiene algún motivo, pero no siempre debe preocuparnos. El llanto puede venir dado por hambre, por sueño, por malestar, por nervios, por sentirse sucio, por tener calor o tener dolor, por estar enfermo o, incluso por su propio temperamento.

El tiempo nos enseñará a distinguir cuando el llanto es una llamada de atención o un quejido provocado por algún tipo de dolor o enfermedad. Las madres y los padres son quienes mejor acaban conociendo y reconociendo el tipo de llanto de sus hijos. Pero mientras que se produce ese aprendizaje os damos algunos consejos para poder distinguir el tipo de llanto.

En primer lugar nunca se debe ignorar el llanto de un bebé. Cuando un pequeñín llora debemos atenderle e intentar comprender que le está sucediendo, los bebés siempre tienen una causa por la que llorar. Ahora bien, para distinguir si es un llanto o un quejido asociado a una posible dolencia o enfermedad debes observar si aparecen otros síntomas junto a la aparición del llanto, por ejemplo: fiebre, diarrea o estreñimiento, alguna manchita u otro tipo de síntoma asociado al llanto.

 

¿Cómo calmar el llanto del bebé?

Si el bebé tiene hambre, sueño,está sucio o está incomodo en la postura en la que se encuentra, o simplemente quiere nuestra compañía, descubriremos que el llanto del bebé cesa una vez hayamos satisfecho su necesidad.

Para atender a un bebé que está llorando es necesario dirigirse al pequeño con calma y con cariño. Mirarles a los ojos, acariciarlos y susurrarlos ayuda a que se tranquilicen.

Mecer su cuna con un ritmo suave y pausado también ayuda. Asimismo, en ocasiones es conveniente cambiarlos de postura o incluso cogerlo entre tus brazos para que sienta tu contacto.

En ocasiones el llanto del bebé parece no encontrar consuelo. Si os sucede esto, es conveniente acudir al pediatra para que valore el estado físico del pequeño, si todo marcha bien y el pediatra conforma su buen estado de salud, debes tranquilizarte y pedir ayuda a un tercero, cuando el llanto del bebé llegue a ponerte nerviosa. De esta manera podrás coger fuerzas para empezar de nuevo.

llanto del bebe