Descubre los cochecitos gemelares más económicos

Cochecitos gemelares

cochecitos gemelaresSi vais a ser papás de gemelos, en algún momento vais a tener que plantearos buscar una silla de paseo o un carrito gemelar, que sea adecuado para vuestras circunstancias. Queremos daros unos consejos para ayudaros a elegir el mejor coche gemelar.

En primer lugar, hay que atender a las características del carrito. Los bebés recién nacidos no deben ser transportados sentados, hasta que tengan aproximadamente seis meses de edad. En un carrito gemelar las soluciones pasan por utilizar sillas que cuenten con asientos totalmente reclinables. En algunas marcas, las sillas cuentan con capazos realizados con materiales textiles flexibles y blandos, por eso, para evitar el movimiento lateral, será necesario sujetar muy bien a los bebés.

En segundo lugar, hay que pensar en el uso que daréis al carrito, ya que, dependiendo del uso que vayáis a darle, sea por la ciudad o por el campo o un uso mixto, podemos clasificarlos como de: uso tranquilo, de mucho movimiento o intermedio, tendréis diferentes opciones. En cuanto al tipo de ruedas, cuanto más grandes y fuertes, más deportivas. Además, la rueda delantera fija, en el sentido de la marcha, permite que el carrito ruede mejor en las superficies irregulares. Para un uso más deportivo, el chasis del carrito deberá ser más sólido. En todo caso, hay que valorar si vamos a usarlo mucho todos los días, de manera que nos permita amortizar la inversión y asegurarnos, al comprar un cochecito gemelar, la mayor calidad y durabilidad.

En tercer lugar, pensad como queréis que vayan los niños: en fila o uno al lado del otro, lo que se conoce como en línea o en paralelo. Cada una de estas posiciones tiene ventajas e inconvenientes que debéis valorar.

En cuarto lugar, hay que tener en cuenta cual es la altura y la fortaleza de la persona que conducirá el carrito. Siempre será un punto a favor que el carrito sea lo más cómodo y ligero posible.

En quinto lugar, hay que tener en cuenta el espacio que tenéis para transportarlo o para guardarlo, si no es muy grande, antes de decidiros por uno u otro debéis medirlo y tomar bien las medidas de la silla plegada y también de los accesorios.

En sexto y último lugar, hay que decidir cuánto dinero podéis o queréis gastaros, no siempre los más caros son los más adecuados para todos. Después del análisis de vuestras necesidades concretas, haced cuentas.