Niñeras digitales. Uso y abuso tecnológico en la infancia

Niñeras digitales para todas las edades. Recurso rápido y eficaz aunque no siempre beneficioso

Niñeras digitales ¿Quién no ha hecho uso del móvil alguna vez con sus hijos para calmarlos o entretenerlos? El uso de estos recursos facilita el logro de objetivos momentáneos de forma rápida y eficiente, de ahí su uso cada día más frecuente. Pero ¿te has parado a pensar en las consecuencias a corto o medio plazo?

niñeras digitales

Las aplicaciones existentes en nuestros teléfonos móviles y otros dispositivos los han convertido en un recurso de uso frecuente en el desarrollo de diferentes rutinas diarias de nuestros pequeños, independientemente de su edad. Con frecuencia usamos el móvil para dormir a nuestros hijos (música relajante, ruido blanco…etc), para darles de comer, o para distraerlos y entretenerlos mientras los adultos obtenemos un tiempo de descanso en el cuidado de nuestros hijos. El móvil se convierte así en una niñera digital con beneficios en tiempo presente. Pero este uso recurrente y frecuente trae consigo unas consecuencias negativas para nuestros hijos a un corto y medio plazo.

Los peligros que entraña el uso y abuso de las niñeras digitales

niñeras digitalesDiferentes estudios ponen de manifiesto que el uso y abuso de las tecnologías móviles como método rápido y eficaz para calmar y tranquilizar a un niño trae consigo complicaciones en un corto plazo y consecuencias graves en el desarrollo de nuestros pequeños. El mayor peligro que entraña el uso y abuso que hacemos de las nuevas tecnologías con nuestros hijos es que no somos consientes de las consecuencias hasta el momento en el que aparecen los primeros síntomas perniciosos en sus conductas. Nos referimos a comportamientos de diversa índole como cambios de humor, bajo autocontrol, irritabilidad, explosiones de agresividad o trastornos del sueño que se irán presentando con mayor frecuencia e intensidad según va creciendo nuestro pequeño y que pueden influir negativamente en un futuro próximo sobre sus relaciones con el entorno y su desarrollo social.

niñeras digitalesLos padres encontramos en el uso de esta herramienta una solución práctica y sencilla desde el nacimiento de nuestros hijos. Este instrumento de fácil acceso sustituye otros tipos de prácticas que requieren mayor esfuerzo y sacrificio de nuestra parte ¿Dónde quedó el canto de los padres para dormir a un bebé?, ¿contar un cuento mientras comen o descansan?, ¿el uso de puzzles u otros juegos que desarrollen su imaginación y les mantengan entretenidos? ¿Las normas de comportamiento? Todo ello parece estar desapareciendo con las niñeras digitales. Y en consecuencia estamos criando unos niños con nuevas dependencias, que no han aprendido a tolerar la frustración, o a desarrollar medidas de autocontrol. Que buscan el placer rápido, efímero y momentáneo que proporcionan las nuevas tecnologías. Fenómeno que está obstaculizando el desarrollo de otro tipo de necesidades y sentimientos que conducen a la aparición de estrategias y comportamientos útiles y necesarios para un correcto desarrollo personal y de relación o socialización entre pares y con sus mayores.

Niñeras digitales ¿Dónde está el límite?

niñeras digitalesLa sustitución de medidas pedagógicas por el uso de las niñeras digitales está haciendo un flaco favor a nuestros hijos. Parece que la solución es clara, aunque no por ello sencilla. En un mundo donde las tecnologías forman parte de nuestra vida diaria y están presentes en cada una de nuestras rutinas cotidianas, parece casi imposible plantear la opción de no hacer un uso abusivo de estos objetos. Los padres debemos de ser los primeros en tomar consciencia del problema que entraña el uso de los dispositivos móviles como niñeras digitales y de nuevo, tomar las riendas de la educación. Buscar otros medios de entretenimiento o de distracción y tratar de instaurar normas mediante diferentes medidas pedagógicas, utilizando las TIC sólo como una alternativa y no como un único instrumento podría ser la nueva opción educativa. Probablemente, estas otras medidas no nos proporcionen soluciones tan rápidas, pero sus efectos, aunque sean de aparición más tardía, serán más efectivos y beneficiosos para nuestros hijos. En definitiva, el uso de las nuevas tecnologías es positivo para nuestros hijos,les ayuda a desarrollar habilidades y desarrollos cognitivos muy útiles en la sociedad tecnológica en la que vivimos. Pero su uso único y recurrente tiene consecuencias negativas que sólo pueden paliarse con el esfuerzo de los padres, con su dedicación constante en la crianza y en la educación, a fin de equilibrar esta situación en beneficio de nuestros niños.