Percentiles infantiles. ¿Cómo interpretarlos?

Percentiles infantiles. ¿Qué son? y ¿para qué sirven?

percentiles infantilesPercentiles infantiles.¿ Qué quiere decir el pediatra cuando acudimos a su consulta con nuestro hijo y, tras medir y pesar al pequeño nos informa que el bebé se encuentra en un determinado percentil?. Los percentiles son datos estadísticos que se obtienen a través de un estudio longitudinal de la talla, el peso y el perímetro craneal realizado sobre una amplia muestra. Además, se consideran otras variables: la edad, el sexo y la raza y procedencia. Los resultados obtenidos se validan con un estudio transversal que permita extrapolar o utilizar estos resultados con la población infantil en general. De esta manera se obtienen unos valores de referencia con los que se crean unos patrones de crecimiento que se materializan en unas tablas y curvas de crecimiento que son admitidos por la comunidad médica para medir y valorar cual es el ritmo del desarrollo de crecimiento normal en la infancia. En España, el Sistema Público de Salud trabaja con las tablas de crecimiento que elabora el Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo de la Fundación Faustino Orbegozo Eizaquirre.

Estos valores de referencia sirven al pediatra para valorar el ritmo de crecimiento de su hijo y diagnosticar si existe alguna alteración en el mismo. Además, al relacionar el peso con la altura se puede determinar si existe un déficit o un exceso nutricional. Si el valor obtenido en la revisión de nuestro hijo se encuentra dentro de los valores que indican estos percentiles, no tiene porqué preocuparse salvo que el médico le diga lo contrario. Todo indica que su crecimiento es acorde con su edad y sexo y que su ritmo de crecimiento es el mismo que una parte concreta de la población, según percentil. Si existe alguna anomalía será el pediatra quien le informe.

¿Cómo interpretar los percentiles infantiles?

Los percentiles infantiles preocupan a algunas mamás  porque el pediatra les informa que su hijo se encuentra bajo el percentil 50. Por el contrario, otras mamás manifiestan con orgullo que su hijo se encuentra en un percentil superior. Estar en uno u otro percentil no es indicativo por si solo, no se trata de una competición a ver quién obtiene mayor puntuación en la tabla. En la población adulta hay personas altas y bajas, percentiles infantilesdelgadas y gordas y eso no debe ser motivo de preocupación o satisfacción en sí mismo, igual sucede en la población infantil. Los percentiles infantiles son indicadores que el pediatra valorará estudiando la evolución del niño, con la finalidad de determinar si el desarrollo del crecimiento de su hijo es correcto o si existe alguna alteración. Por ejemplo, si su pequeño se encuentra en un percentil 30 eso significa que el 70% de la población de esa misma edad, sexo y raza tiene valores superiores a él o leído a la inversa, que un 30% de la población de esa misma edad, sexo y raza presenta unos valores inferiores a los de su hijo. Pero esta medición puntual no es un indicador por si solo. El pediatra valorará los percentiles infantiles obtenidos en sus continuas revisiones y podrá conocer así la curva de crecimiento obtenida y determinar si obedece a un desarrollo normal o a algún tipo de alteración o patología.