Por qué es importante elegir adecuadamente los juguetes de tu bebe

El juego es primordial para el desarrollo de los niños, resulta necesario para estimular un buen crecimiento, desarrollo y evolución, además, es una actividad que les ayuda a desarrollar adecuadamente sus funciones psíquicas, motoras y sociales. Los niños, a través del juego y de los juguetes, pueden desarrollar, jugando, las múltiples facetas que tiene su personalidad, les ayuda a relacionarse con el entorno, a desarrollar sus aspectos más creativos, a descubrir sus habilidades y les proporciona un medio para canalizar su energía vital física, mental y emocional. Todos estos aspectos son una gran ayuda para su desarrollo, por todo ello, es imprescindible que los padres conozcan los juguetes más adecuados para cada edad y momento y que sean muy conscientes de la importancia que tiene esta decisión para el mejor desarrollo del niño. Los juguetes cambiarán a medida que el niño vaya creciendo.
En líneas generales, podemos afirmar que los juguetes bebe más aconsejables, en los 6 primeros meses de vida, son los que le ayudan a descubrir su propio cuerpo, los que estimulan sus sentidos, por ejemplo, los que utilizan los colores, las formas, las texturas y los sonidos diferente: sonajeros, móviles de cuna, etcétera, también los que favorecen el movimiento: los estimuladores del gateo o los juguetes que estimulan la afectividad: los peluches y muñecos

.
Cuando tienen entre 6 y 12 meses de vida, es la época de la exploración. Los juguetes más adecuados, son los que les ayudan a moverse y a desplazarse para explorar el entorno: las pelotas, los muñecos de trapo, los juguetes sonoros, los balancines y los andadores, son buenos ejemplos.
Cuando cumplen el primer año de edad, a los niños les hacen sentir especialmente felices los juguetes que puedan manipular, arrojar, mover, recoger, empujar, arrastrar, por ejemplo: los cubos para apilar y encajar, los corre-pasillos, los cochecitos, los instrumentos musicales, las muñecas y los animalitos, las palas, los cubos, etcétera.
A partir de que cumplen los dos años, ya están preparados para compartir los juegos y juguetes con otros niños. Al principio, les resulta difícil compartir sus juguetes y puede que les cueste obedecer las reglas del juego, pero, poco a poco, irán aprendiendo y comprendiendo. En esta etapa se recomiendan los juegos que estimulan su sociabilidad, como pueden ser los les enseñan a ordenar distintos materiales de forma lógica o a clasificar objetos. Es una etapa en la que aprenden canciones y poemas infantiles, en la que les gusta escuchar música y bailar, los juegos de imitación, correr, saltar, jugar con agua y arena, los primeros juegos simbólicos y los juguetes que estimulen sus sentidos, como por ejemplo, los juegos de memoria con tarjetas.