¿Qué silla de coche compro para mi bebé?

Uno de los elementos imprescindibles cuando se es padre es la silla de coche. Gracias a este elemento podemos desplazarnos sin problemas con nuestro hijo, teniendo la total seguridad de que viaja cómodo y sobre todo seguro. Nunca se sabe cuándo puede ocurrir un sobresalto en la carretera y contar con los mejores sistemas de sujeción es vital para circular con tranquilidad en todos los trayectos que queramos realizar.

Elegir la silla de coche más apropiada dependía, hasta ahora, del peso del niño ocupante de esa silla. De esta forma, se establecía una clasificación en función de pesos y grupos:

Grupo 0 para niños que pesen menos de10 kg

Grupo 0+ para niños que pesen menos de 13 kg

Grupo I para niños que pesen entre 9 y 18 kg

Grupo II para niños con pesos comprendidos entre 15 y 25 kg

Grupo III para niños que pesen entre 22 y 36 kg

silla de autoEn función del peso del niño se determinaba el grupo al que pertenecía la silla que debíamos adquirir y que nos aseguraba la mejor sujeción del niño durante el viaje.

Con la nueva regulación europea, ha aparecido una nueva normativa enfocada a la clasificación de este tipo de sillas conocida con el nombre de i-Size. En este caso, la clasificación se realiza en función de la altura del niño y no de su peso.

Esta nueva normativa se ha dividido en dos fases. La primera de ellas está activa desde finales del año 2013 y cubre sillas de coche para niños desde su nacimiento hasta que alcanzan una altura de 105 cm. En el verano de 2017 se espera poder implementar la segunda fase de la normativa i-Size, que contempla sillas para niños de más de 100 cm.

Realizar la clasificación de este elemento para el coche en función de los centímetros que mide el niño en lugar del peso del mismo supone una mayor comodidad para los padres, que muchas veces son mucho más conscientes del dato de la altura de sus hijos que del peso, lo que supone una mayor facilidad para elegir la silla correcta. Se pretende, de este modo, evitar errores en la elección de este tipo de silla, al poder elegir el grupo al que pertenece el niño con mucha mayor exactitud si la clasificación se realiza teniendo en cuenta la altura.

La nueva normativa i-Size, además, presenta otra ventaja añadida encaminada como siempre a garantizar la seguridad de los niños. La ley obligará a la utilización del sistema de anclado Isofix para conseguir la mejor sujeción, no se permitirá la venta de elevadores sin respaldo, ya que para conseguir un mejor anclaje gracias al cinturón de seguridad es necesario disponer de respaldo.

La nueva normativa i-Size proporciona una mayor seguridad a los niños ya que contempla la protección de cabeza y cuello. Además, obliga a los menores de 15 meses a viajar en sillas infantiles colocadas de espaldas a la marcha, lo que proporciona una mayor protección en caso de colisión frontal.

Las sillas i-Size son muy sencillas de colocar y resulta imposible instalarla incorrectamente. Simplemente se acoplan a los puntos de anclaje Isofix con un clic y pueden adaptarse a casi todos los vehículos, por lo que se reducen enormemente los incidentes ocasionados por una mala instalación de la silla en el coche. Algunas sillas cuentan hasta con tres puntos de sujeción: Isofix, Top tether y Leg, para una fijación mucho más segura.

La nueva normativa está enfocada a proteger a los niños, facilitando la elección de la silla para el coche a los padres, una solución beneficiosa para todos.