Recién nacido en verano. Precauciones y Cuidados

Un recién nacido en verano necesita cuidados y atenciones específicas

recien nacido en veranoEstamos en los meses más calurosos del año y los cuidados que precisa un recién nacido en verano deben dirigirse especialmente a evitar la deshidratación, un golpe de calor o las picaduras de insectos. Un bebé puede deshidratarse fácilmente y son más sensibles que los niños de mayor edad a los cambios de temperatura. A su vez, las picaduras de algunos insectos pueden resultar peligrosas para los más pequeños. A continuación, le ofrecemos algunos consejos sencillos y útiles para cuidar y proteger de los estos riesgos a un recién nacido en verano.

Precauciones y cuidados que deben prestarse a un recién nacido en verano

recien nacido en veranoPara evitar la deshidratación de un recién nacido en verano es conveniente ofrecer leche materna o de fórmula a demanda tanto de día, como de noche. Si su hijo ha nacido en verano observará que reclamará el pecho o el biberón con más frecuencia que los nacidos en cualquier otra época estival.

A su vez, es conveniente estar atento a algunos signos que podrían significar falta de hidratación, tales como: no mojar el pañal con frecuencia, orina escasa y de color oscura, labios secos, piel seca o falta de lágrimas al llorar. Si observa alguno de estos síntomas acuda a su pediatra con la mayor brevedad para que pueda valorar el estado de hidratación de su pequeño.

Los golpes de calor son otro riesgo que se debe prevenir con los recién nacidos en verano. Para ello ha de prestar especial atención a su vestimenta y a la temperatura ambiental.

recien nacido en veranoRespecto a la ropa, recuerde que su hijo no necesita estar más abrigado que usted en verano. Las prendas finas de algodón o lino son las más recomendables. Es aconsejable vestir con poca ropa a nuestro bebé para evitar un temido golpe de calor y llevar con nosotros una sabanita o una gasa de muselina para bebés por si fuera necesario arroparle en un momento determinado.

Asimismo, para evitar los golpes de calor en un recién nacido en verano es conveniente no salir con él a la calle en las horas centrales del día. Por la mañana, procuré pasear con su bebé antes de las 10:00 h y si es por la tarde, después de las 19:00h. Y nunca le exponga directamente al sol. En el hogar, procure mantener el ambiente a una temperatura media agradable, entre 22 y 25 º C, evitando corrientes o exposición directa a las fuentes de aire como ventiladores o aires acondicionados.

Si a pesar de tomar todas estas precauciones usted observa que su bebé tiene una temperatura elevada, hidrátelo, dele un baño de agua templada y acuda a su pediatra para que revise su estado lo antes posible.recién nacido en verano

Las picaduras de insectos son otro factor de riesgo al que se enfrenta en mayor medida un recién nacido en verano.Para prevenirlas es recomendable el uso de mosquiteras en su silla o cuna. Evite pasear por los cauces de ríos o embalses, ya que en las zonas húmedas y calientes suele haber una mayor presencia de insectos. No utilice repelentes sobre su piel ya que no son recomendables.