Recién nacido. Problemas frecuentes

recién nacidoLa llegada de un recién nacido al hogar es una gran responsabilidad. Su crianza es el mayor compromiso que adquieren los padres. Un cometido que al principio genera una gran incertidumbre y nuevos temores ante la posibilidad de que ese pequeñín, que tanto amamos, sufra algún daño o se ponga enfermo. Como padres queremos proteger a nuestro hijo de cualquier mal, pero nadie nos enseñó cómo hacerlo. Los especialistas aconsejan estar calmados para afrontar la crianza con normalidad, sin preocuparnos por las posibles dificultades antes de que aparezcan. No obstante, parece prudente conocer cuáles son los problemas más frecuentes que suelen aparecer en el recién nacido con la finalidad de mitigar nuestra inquietud y favorecer la calma.

Problemas más frecuentes en el recién nacido

recién nacidoA continuación les presentamos algunos de los problemas que experimenta con mayor frecuencia un recién nacido y el modo en que se aconseja actuar.

  • Llanto incesante

El llanto de un recién nacido pone en alerta a los padres. Habitualmente los bebés lloran para expresar su malestar, no necesariamente ha de estar ocurriendo nada grave. Un recién nacido puede llorar porque tiene hambre, porque está sucio, porque no está cómodo en la postura que se encuentra, o simplemente, porque quiere estar en brazos de sus progenitores. No obstante, si usted observa que el llanto de su hijo es agudo, fuerte y no calma con nada, después de haber tratado de satisfacer todas sus necesidades fisiológicas, debe acudir a su pediatra para que valore el estado de salud del pequeño y pueda informarnos cual es la causa de su malestar.

  • Ictericia

Cuando observe que su bebé tiene un color de piel amarillento es probable que sufra ictericia. Esta situación suele aparecer entre el segundo y el tercer día de vida y tiende a desaparecer en torno a las dos semanas posteriores. Esta situación se produce porque el hígado aún no puede descomponer la bilirrubina producida y se acumulan altos niveles de esta substancia en la sangre. La solución suele ser sencilla, basta con que el bebé reciba la luz del sol. Como medida a tomar, es conveniente situar su cunita cerca de una ventana y pasear con él durante las mañanas. No obstante, si sospecha que su bebé pueda padecer esta patología se debe acudir al pediatra.

  • Taquipnea transitoria

Es un trastorno respiratorio que suele ser temporal ya que tiende a desaparecer a los tres o cuatros días de vida del recién nacido. Se debe a que no se ha reabsorbido la presencia de líquidos en los pulmones que se produce durante la gestación. Tiene un sencillo tratamiento médico. Por tanto, si observa una fuerte respiración en su bebé o algún tipo de alteración respiratoria no se alarme y acuda a su pediatra para proceder a una valoración e iniciar tratamiento si es preciso. 

  • Vómitos o regurgitaciones

Con frecuencia los recién nacidos vomitan o regurgitan al final de la toma. No debe preocuparse, no tiene demasiada importancia a no ser que suceda siempre o que expulse cantidades abundantes. En este caso, debe consultar con su pediatra, para controlar que la alimentación del bebé es la correcta y para iniciar algún tratamiento que corrija esa situación si lo cree conveniente. .

  • recien nacidoGases

Algunos recién nacidos generan muchos gases en las tomas o con el uso del chupete. Si observa que su bebé está inquieto a la hora de la toma, se retira del pecho o del biberón, o llora cuando come; puede ser que padezca gases. Para evitar esta situación es conveniente que al final de cada toma ayude a su hijo a expulsar los gases que se originan al ser alimentado; incluso, si lo considera necesario, puede realizar tantas pausas como sean necesarias a lo largo de la toma para que su recién nacido expulse los gases y pueda alimentarse con normalidad y sin dolor. Si a pesar de todo, usted observa que los gases son persistentes consulte con su pediatra, quien sabrá indicarle cómo ayudar a su hijo.

  • Fiebre

Siempre que aparezca fiebre en un recién nacido se debe acudir al pediatra. Lo más probable es que no sea nada serio, pero la inmadurez del sistema inmunológico puede complicar la existencia de cualquier infección y puede precisar medicación. Por eso es conveniente no esperar y acudir al médico en cuanto aparezca fiebre. 

  • Plagiocefalia

recien nacidoCon frecuencia algunos bebés presentan deformaciones craneales estas pueden ser debidas al parto, aunque este haya sido normal. A veces, también pueden deberse a que el feto ha estado encajado en el canal pélvico varias semanas antes del parto. O bien, pueden aparecer después del nacimiento, porque el recién nacido pase demasiadas horas acostado en la misma posición. No debe preocuparse, el cráneo de los bebés es altamente dúctil, los médicos le aconsejarán como debe proceder para corregir esta deformación. En el caso de las deformaciones producidas por acostar al recién nacido en la misma posición suele corregirse con cambiar la postura al dormir, para ello puede ayudarse con los cojines de recién nacido específicos para este fin.