Reproducción asistida. Principales técnicas

Reproducción asistida ¿qué es?

Reproducción asistida es la práctica que permite concebir un hijo sin mantener relaciones sexuales. Estas técnicas se utilizan ante reproducción asistidael deseo de gestar un hijo pero existen problemas de esterilidad en la pareja. Ante la esterilidad masculina esta suele ser la única solución. En cambio, cuando se trata de esterilidad femenina existen otras alternativas, aunque ninguna garantiza un embarazo. El camino de la reproducción asistida no es sencillo y suele ser largo, ya que no se puede asegurar sin probabilidad de error un embarazo. De hecho es frecuente la repetición de varias tentativas sin éxito hasta que se logra el embarazo deseado. Existen distintas técnicas de reproducción asistida que ofrecen soluciones a diferentes problemas de esterilidad masculina y femenina.

Principales métodos de reproducción asistida

reproducción asistidaA continuación hablaremos sobre los principales técnicas de reproducción asistida: Inseminación intrauterina, Fecundación in vitro (FIV), Inyección intracitoplásmica de espermatozoides e Intervención de donantes.

Inseminación intrauterina. Esta técnica se utiliza cuando existe subfertilidad masculina, insuficiencia del moco cervical o esterilidades mixtas, siempre y cuando la mujer tenga al menos una trompa permeable. Este método consiste en depositar el espermatozoide en el útero para favorecer la fecundación. El esperma ha sido previamente preparado en el laboratorio. Y se utilizan inductores de ovulación para provocar varias ovulaciones de forma simultánea, aumentando así las probabilidades de embarazo, pero también la posibilidad de obtener un embarazo múltiple.

Fecundación in vitro (FIV). Este tipo de fecundación se caracteriza porque tiene lugar fuera del útero de la mujer. La unión de los ovocitos de la mujer con los espermatozoides del varón se realiza en una probeta. Para llevar a cabo esta técnica se utilizan también inductores de ovulación mediante inyección. Una vez se han conseguido los embriones se lleva a cabo su transferencia al útero. Habitualmente suelen transferirse dos o tres embriones para aumentar las probabilidades de un embarazo, pero esta situación también trae consigo el riesgo de una gestación múltiple. Si durante el proceso se consiguen más embriones de los que se han trasferido al útero, se procede a su congelación con vistas a ser utilizados posteriormente si existiera la necesidad.

Inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI). Este método de reproducción asistida se utiliza cuando existen deficiencias en los espermatozoides. Se realiza aproximadamente en la mitad de las fecundaciones in vitro.

Para conseguir la fecundación basta con inyectar un solo espermatozoide en un ovocito. El espermatozoide se obtiene del esperma eyaculado por el varón o a través de una muestra tomada del epidídimo o del testículo, mediante una previa intervención.

Finalmente destacamos la Intervención de donantes, ya que esta técnica se utiliza en último recurso, cuando no hay otra posibilidad de obtener espermatozoides u ovocitos de los miembros de la pareja por los problemas de esterilidad existentes, siendo esta la única posibilidad de embarazo a través de la reproducción asistida. Se trata de llevar a cabo la inseminación artificial y fecundación in vitro con semen u ovocitos de donantes.