Rutinas para dormir niños y bebés

Rutinas para dormir niños y bebés fáciles y efectivas

rutinas para dormirEstablecer rutinas para dormir facilita la conciliación del sueño de niños y bebés. En este artículo se presentan tres rutinas sencillas con las que los más pequeños del hogar consiguen descansar plácidamente, obteniendo un sueño profundo y reparador que les proporciona una gran sensación de bienestar además de un estupendo beneficio para su crecimiento y desarrollo físico y emocional.

Los recién nacidos duermen aproximadamente 18 horas al día, pero estos tiempos se van reduciendo según van creciendo. Es importante que duerman la cantidad de horas necesarias según su edad para recuperar la energía derrochada durante el día, pero además, es necesario que esas horas de sueño sean realmente efectivas. Las rutinas que hoy os contamos evitan en gran medida aquello que se conoce como sueño agitado, donde a pesar de dormir las horas suficientes, el organismo no logra recuperarse, porque no consigue conciliar un sueño relajado y por consiguiente reparador. Siendo este el objetivo de las rutinas propuestas.

Tres rutinas para dormir y obtener un sueño profundo y reparador

Después de un día excitante, lleno de experiencias y rutinas para dormirmúltiples actividades el baño debe ser un momento especial y de calma desde que son bebés. Para que este momento sea perfecto y funcione como un inductor del sueño es importante la temperatura, tanto del ambiente en el que se encuentra el niño como del agua donde se va a sumergir. Debemos evitar diferencias bruscas entre ambos, para evitar tensiones musculares y crear un buen ambiente. La temperatura del habitáculo debe oscilar entre 22ºC y 25ºC. La del agua en cambio debe encontrarse entre 35ºC y 37ºC. Si tu hijo es pequeño aún puedes utilizar termómetros de agua para calcular exactamente la temperatura adecuada. Si se trata de un bebé es recomendable utilizar una bañera adecuada a su peso y tamaño, para sentirse cómodo y estar seguro. Procura tener cerca de ti todo lo que preveas que vas a necesitar a la hora del baño. Nunca dejes sólo a un bebé en al agua. Actualmente, se fabrican bañeras para bebés con accesorios y bandejas que le permitirán acceder con facilidad a todos los enseres que precise para su bebé.

A continuación, bien en el mismo baño sobre el cambiador de la bañera, si estamos hablando de un bebé, o en otra estancia de la casa, como por ejemplo la habitación, si se trata de un niño más grande, utiliza diez minutos para acariciarlo dándolo un suave masaje por su cuerpo y sus extremidades. Para ello puede utilizar aceites o lociones indicadas para la edad del niño que incorporen aromas relajantes.Recuerde, especialmente si va a cambiar de estancia para dar el masaje, la importancia de la temperatura del nuevo habitáculo para mantener un estado de relajación constante.

rutinas para dormirFinalmente, ya en su habitación y a la hora de dormir, cántale una dulce nana con un suave tono de voz o utilice a alguno de los reproductores musicales indicados para bebés que entonan suaves melodías, e incluso, incorporan juegos de luces tenues que favorecen la relajación. Si por el contrario, su hijo es mayor para cantarle una nana, lea un cuento que le relaje, ayúdese de una luz suave de lectura que le permita llevar a cabo esta acción, pero manteniendo una suave iluminación en el habitáculo, ya que un exceso de luz estimulará a su hijo y perturbará su objetivo.

 

Esta demostrado que todas aquellas acciones que nos ayudan a relajarnos durante las horas previas a ir a dormir, nos ayudan a conciliar el sueño y facilitan el alcance de un sueño profundo y reparador, tan necesario para mantener un nivel óptimo de salud.