Sexo del bebé ¡Quiero saberlo ya!

El sexo del bebé ¿Cuándo podemos conocerlo?

Cuando sabemos que estamos embarazadas se presenta la Sexo del bebéincógnita: ¿Cuál será el sexo del bebé? Es habitual desear conocer el sexo de nuestro hijo porque forma parte de su identidad y de nuestro anhelo de saber qué personita formará parte de nuestras vidas en muy poco tiempo. El padre, la madre y el resto de la familia empiezan a elucubrar, imaginar y especular qué haremos si se trata de una niña o de un niño. Lo cierto es que desde el momento de la fecundación el sexo del bebé está determinado, pero no podremos conocerlo con certeza hasta que nuestro embarazo avance, gracias a las ecografías que nos realizarán a lo largo de la gestación.

¿Qué será? Niña (XX) o NIño (XY)

El sexo del bebé dependerá de la presencia de los cromosomas XX en el caso de las niñas y XY en el caso de los niños. En la fecundación las células sexuales de las mujeres siempre aportan el cromosoma X, mientras que las células de los varones pueden ser X o Y, por tanto, en función del cromosoma que aporte el espermatozoide del varón el resultado será XX y Sexo del bebéserá niña o XY y será niño. Esto significa que el sexo del bebé vendrá determinado por el padre. Por esta razón sólo a través de la amniocentesis o de la biopsia de trofoblasto se conoce con exactitud el sexo del bebé, ya que en ambas pruebas se realiza un estudio del cariotipo de las células de la muestra obtenida, bien del líquido amniótico o del tejido que dará lugar a la placenta. Pero estas pruebas no se realizan habitualmente, ya que entrañan riesgos innecesarios para conocer el sexo de nuestro hijo. Dichas pruebas sólo se realizaran si los especialistas lo consideran oportuno por razones médicas.

Las ecografías nos permitirán conocer el sexo de nuestro bebé

En condiciones médicas normales el sexo del bebé se diagnostica a través de las ecografías que se realizaran durante la gestación. En muchos casos se puede detectar el sexo del bebé en la primera ecografía del primer trimestre que se realiza a la 12 o 13 semanas de amenorrea  con la visualización de sus órganos genitales externos.  Pero este diagnostico precoz puede ser equivocado. A estas alturas de la gestación determinar el sexo del bebé no es sencillo. Un clítoris muy desarrollado o un pene pequeño puede conducir a realizar un diagnóstico incorrecto, por eso los médicos evitan realizar pronósticos en esta primera ecografía. En cambio, en la ecografía del segundo trimestre, que se lleva a cabo durante las semanas 18 a 22 de amenorrea, se realiza una observación Sexo del bebémorfológica exhaustiva que proporcionará al médico una información más precisa con la que podrá realizar un diagnóstico certero sobre el sexo del bebé, salvo que la postura del feto no permita ver su sexo. Con esta ecografía se reduce la probabilidad de error a un 10%. Por tanto, a estas alturas del embarazo ya podrás conocer el sexo del bebé con seguridad y podrás preparar todo los que tu pequeño necesitará desde su nacimiento teniendo en cuenta su sexo.