Sillas de auto de segunda mano. 5 razones para NO comprar

Sillas de auto de segunda mano. Práctica desaconsejada por los expertos

sillas de auto de segunda manoComprar sillas de auto de segunda mano entraña riesgos para la seguridad de su hijo. Actualmente, el mercado de segunda mano se ha convertido en una práctica regular en todos los sectores económicos, e incluso, en el mundo de la puericultura. Pero cuando se trata de una silla de auto es conveniente no reparar en gastos y no adquirir este tipo de producto ya usado.

Cierto es que la llegada de un hijo al hogar comporta una serie de gastos, que en ocasiones resulta complicado sufragar. Pero el ahorro no debe hacerse en SEGURIDAD, sino en diseño u otros aspectos de menor envergadura. Debe saber que las sillas de auto de segunda mano no le ofrecerán las garantías de seguridad necesarias ante los riesgos de un posible accidente.

sillas de auto de segunda manoComo padres tenemos la obligación de velar por la seguridad de nuestros hijos. Según la Dirección General de Tráfico la primera causa de muerte de los menores de edad son los accidentes de tráfico. De estas muertes, el 40% de los menores no llevaban un Sistema de Retención Infantil (SRI). Por ello, utilizar un Sistema de Retención Infantil adecuado y en buen estado, que garantice al 100% su funcionalidad reduce en un 90% las lesiones infantiles ante un accidente de tráfico. Esta garantía no la pueden ofrecer las sillas de auto de segunda mano. La Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil (AESVI) integrada por la DGT, fabricantes o importadores de SRI y otras entidades, advierten que no se debe adquirir sillas de auto de segunda mano. Esta recomendación se encuentra incluida en el Decálogo de Seguridad Vial Infantil de AESVI, donde destacan 10 medidas imprescindibles para garantizar la seguridad de los menores en su transporte.

5 razones para NO comprar sillas de auto de segunda mano

sillas de auto de segunda manoLos expertos en materia de seguridad infantil aconsejan invertir en sillas de auto nuevas que cumplan con la normativa vigente. A continuación, exponemos las cinco razones más destacadas por los especialistas esta materia, que explican porqué  no debemos comprar sillas de auto de segunda mano. Todas ellas relacionadas con la seguridad de nuestros hijos cuando viajan en coche.

1.- Cuando adquirimos sillas de auto de segunda mano desconocemos si la silla ha sufrido algún accidente con anterioridad o si ha tenido un buen uso. Los daños existentes pueden no ser externos y, por tanto, no perceptibles a la vista. Es posible que algún elemento de la estructura interna esté roto o deteriorado y no lo podremos comprobar, por tanto, estaremos poniendo en peligro la seguridad de nuestro hijo.

2.- Probablemente no lleve consigo un manual de instrucciones que nos facilite realizar la instalacion de la silla de forma correcta. Debe saber que un porcentaje muy elevado de las lesiones producidas en los menores, en caso de accidente se debe a fallos en la instalación de los RSI que podrían haberse evitado si la instalación del SRI hubiera sido correcta.

3.- Con frecuencia, en las sillas de auto de segunda mano, la etiqueta de identificación puede faltar o estar deteriorada y no ser legible. Esta etiqueta es muy importante. En ella se detalla el modelo de silla, su homologación y las edades y el peso para los que el está recomendado el uso de ese modelo de RSI. También, en esta etiqueta figura la fecha de caducidad de sus elementos.

sillas de auto de segunda mano4.- Los elementos que integran una silla de coche tienen caducidad. A partir de una determinada fecha, los elementos de la silla de auto pueden empezar a fallar y no cumplirán la función para la que fueron fabricados debido a la vida útil del producto. No obstante, algunos elementos pueden estropearse antes, bien por mal uso o por desgaste. Factores como las altas temperaturas, la luz solar o la humedad pueden acelerar el proceso de envejecimiento de los elementos de la silla de auto. Según la fundación Mapfre, la vida útil de una silla de coche, que haya sido bien cuidada y que no haya sufrido ningún accidente, no supera los 6 años desde su fabricación.

5.- Las normativas de seguridad infantil evolucionan y con ellas lo hacen también SRI. Los fabricantes de sillas de autos invierten en I+D para fabricar nuevos modelos que cumplan con todas las medidas de seguridad implantadas. Si usted compra sillas de auto de segunda mano puede estar adquiriendo un modelo descatalogado, que no cumpla la normativa vigente o que haya sido retirada del mercado por algún tipo de fallo existente, visto después de su comercialización. En ambos casos, hacer uso de este tipo de SRI aumentará los riesgos sobre la seguridad y el bienestar de su hijo. Además, debe saber que utilizar sillas de auto no homologadas por la ley vigente conlleva a sanciones económicas importantes. En la actualidad, conviven dos normativas: la ECE R44/04 y la ECE R129 o i-Size.

Si quiere reducir gastos sin restar seguridad, le recomendamos consultar las ofertas y descuentos existentes en sillas de auto nuevas que se publican semanalmente en la tienda online Bébé Concept. De esta manera podrá reducir su precio sin restar un ápice de seguridad para su hijo.