Sillas de coche para bebés: Seguridad al volante

sillas de cocheEn el mundo actual en el que se desenvuelven nuestras vidas, con el estrés como acompañante del día a día, cualquier circunstancia que nos haga la vida más fácil y llevadera se agradece enormemente. Por ejemplo, en lo que se refiere a los más pequeños y, especialmente, a todo lo relacionado con su seguridad. Cualquier precaución es poca.

Un porcentaje muy grande de ciudadanos precisa de un medio de transporte propio para sus desplazamientos y, cuando la familia crece, se necesitan sistemas complementarios que nos permitan llevar a nuestros hijos con total seguridad en nuestros vehículos. Para ello están las sillas de coche para bebés y niños, que han de adaptarse a una serie de normas de calidad establecidas por los organismos competentes en la materia. Es la única manera en que podemos llevar a nuestros hijos en un coche con total tranquilidad. Si sufrimos la desgracia de tener un accidente (y lamentablemente existe una probabilidad más alta de la que nos gustaría, dado el gran número de vehículos y viajes realizados diariamente), las sillas de coche pueden evitar desafortunadas consecuencias.

Pero no vale cualquier silla. Hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de decantarnos por una u otra. Especialmente debemos estar muy seguros de que adquirimos las que cumplen las mencionadas normas de calidad, que nos aseguren un perfecto rendimiento, así como el cumplimiento de la ley. Es decir, han de estar homologadas. Además debemos adecuarlas a la edad (que es más bien orientativa), pero sobre todo, al peso de nuestro bebé y a su altura. Así, en función de estos criterios, existen diferentes grupos o categorías que debemos consultar a la hora de realizar la compra. Obviamente, conforme el pequeño vaya creciendo, habrá que ir cambiándola para adaptarla al nuevo peso. Por último, conviene saber qué silla podremos instalar en nuestro coche, ya que dependiendo de qué tipo sea o del sistema de retención que utilice podrá instalarse o no en determinados vehículos. Ah, y no todas las sillas son igual de cómodas, así que no está de más plantearse cuál va a ser la duración media de nuestros viajes para asegurarnos de que nuestros hijos viajarán cómodos y relajados.

Ningún padre escatimará en la seguridad de sus hijos y, teniendo en cuenta estos factores, podremos conducir tranquilos.