Tristeza en el embarazo ¿Porqué a mi?

Tristeza en el embarazo ¡No eres la única!

tristeza en el embarazoCon frecuencia el embarazo se asocia a una etapa de alegría y felicidad en la vida de una persona, pero no siempre es así. La tristeza en el embrazo es más habitual de lo que pensamos. Es un sentimiento que aparece con bastante frecuencia durante la gestación. Una de cada cuatro mujeres vive con tristeza y ansiedad todo este periodo. Los especialistas aconsejan que lo más importante es no juzgarse, no hacer autocrítica sobre nuestro estado de ánimo. Hacer lo contrario nos dañaría y agravaría la situación. Las mujeres que experimentan tristeza en el embarazo suelen no comprenderse a si mismas. Este sentimiento les genera una gran contradicción entre lo que ellas sienten y lo que esperaban sentir, tal y como se nos ha inculcado socialmente. Para superar este estado de tristeza es necesario solucionar esa contradicción que experimentan. Para ello, es conveniente identificar las causas que generan ese sentimiento de tristeza en el embarazo, aceptar la normalidad de este sentimiento ante estas situaciones y poner remedio emprendiendo acciones orientadas a reducir los efectos de aquellos aspectos que hemos observado que nos generaran tristeza, y de esta manera, lograríamos mitigar este estado de tristeza y malestar.

Causas que generan tristeza en el embarazo

Las causas que generan tristeza en el embarazo son muchas y variadas. Hoy vamos a identificar las más comunes.

Los cambios hormonales

La producción de progesterona durante el embarazo origina cambios importantes en el sistema central al generarse mayores niveles de dopamina. Por ello se producen cambios frecuentes en el sistema de ánimo, estamos más sensibles y lloramos con más facilidad. No debes buscar otra explicación, solo acéptalo, es así.

El malestar físico

El insomnio, el cansancio, las nausas, la sensación de piernas cansadas o el quemazón en los pechos son muchos de los síntomas que aparecen durante la gestación que nos producen malestar físico. Este malestar continuo puede afectarnos a nivel psicológico, apareciendo así el sentimiento de tristeza en el embarazo.

Kilos demás. Sobrepeso

Aumentar de peso de forma incontrolada no es tristeza en el embarazoalgo que busquemos por gusto. La mujer embarazada sabe que incrementar su peso durante la gestación es normal. Pero en muchas ocasiones, a pesar de ser conscientes de ello, el cambio externo que experimenta nuestro cuerpo nos hace estar a disgusto con la nueva imagen que proyectamos a los demás, que nada tiene que ver con nuestro aspecto físico habitual. Este rechazo puede originar el sentimiento de tristeza en el embarazo.Tratar de realzar tu belleza durante la gestación puede ayudarte.

Cambios de vida actuales y futuros

Desde el momento que una mujer sabe que está embarazada, comienza a ser consciente que su vida dará giro importante. Durante la gestación se producen muchos cambios en las rutinas que forman parte de nuestra vida cotidiana que conducen a la mujer a preguntarse: ¿Qué va a pasar conmigo ahora que voy a ser mamá? ¿qué va a ser de mi vida? La necesidad de nuevos cuidados transforman nuestros hábitos y costumbres y no siempre es sencillo llevarlos a cabo ya que no son compatibles con nuestra vida anterior. A su vez, la idea de la maternidad y la crianza nos hace atisbar que se avecinan nuevos cambios en nuestro estilo de vida actual, lo que puede generar inquietud, miedo y tristeza. Esta situación suele ser recuente en mujeres que experimentan su primer embarazo, o en aquellas, que sin ser primíparas, no había buscado o planificado este estado.

Incertidumbre y miedos sobre la salud del bebé durante la gestación y el futuro parto

Es frecuente la aparición de miedos durante la gestación sobre el estado de salud del bebé y sobre el parto. Las continuas citas médicas para controlar el embarazo pueden producir ansiedad a las mujeres embarazadas. Este sentimiento suele estar asociado con la posibilidad de que se detecten anomalías o problemas de salud en el feto en algunas de las pruebas que se realizan para seguir el embarazo. También es habitual vivir con temor la proximidad al parto, principalmente en madres primíparas y secundíparas. Esos miedos nos hacen más vulnerables y pueden ocasionar que vivamos esta experiencia con tristeza.

Excesiva preocupación ante la futura maternidad

tristeza en el embarazoLa falta de medios, la autoexigencia de hacer todo bien, la monoparentalidad u otras causas pueden originar una excesiva preocupación a cerca de cómo será nuestro papel como madres ¿Seremos capaces de criar y educar a nuestro hijo? La gestación
trae consigo la aparición de nuevas responsabilidades. Puede ser que la mujer gestante no se sienta preparada para abordar estas obligaciones, bien por su situación socio-económica, familiar o personal, o simplemente sea la propia incertidumbre
lo que genere este aumento de preocupación por las responsabilidades venideras.  Ese factor unido a otros factores que hemos destacado, es una de las causas más habituales que favorece la aparición de la tristeza en el embarazo.

Embarazos no buscados o planeados

Todos los embarazos no son buscados, ni llegan en el momento que uno esperaba. Si este es tu caso probablemente te sientas desbordada ante la noticia de tu embarazo y te resulte difícil vivir con alegría esta etapa. Debes saber que habitualmente esta situación no suele causar tristeza durante toda la gestación, a no ser que se una a otros factores. Por tanto, acepta tus sentimientos y no te juzgues por ello, probablemente este sentimiento desaparecerá antes de lo que piensas.

Inestabilidad en la pareja, ausencia o desapego

Durante el embarazo somos más vulnerables emocionalmente. La presencia de los amigos, la familia y nuestra pareja es importante. Todos ellos son los pilares básicos en los que nos apoyamos cuando nos encontramos emocionalmente inestables, o cuando necesitamos compartir nuestros miedos y alegrías. Iniciar esta aventura cuando nuestra relación de pareja es inestable o cuando no contamos con el apoyo de esta, bien porque está ausente, o bien, porque se desentiende de esta situación o muestra desapego a nuestra persona y circunstancias, hace mucho más difícil este periodo y aumenta la probabilidad de sentir tristeza en el embarazo.

Como proceder para mitigar la tristeza en el embarazo

tristeza en el embarazoSi sientes tristeza en el embarazo probablemente te identifiques con uno o varios factores que hemos contado. Lo importante para empezar a sentirte bien es no juzgar tu estado anímico, trata de aceptarlo e identifica las causas que crees que están ocasionando este estado anímico en tu persona. Una vez las hayas identificado has de emprender actividades que te ayuden a vivir nuevas experiencias que te proporcionen nuevas sensaciones. No hay fórmulas mágicas, pero dedicar unos minutos al día en pensar que puede hacer para sentirte bien hoy te ayudará. Poco a poco podrás ir transformando ese sentimiento de tristeza que estás experimentado en esta etapa de tu vida en otros sentimientos más agradables, que te permitirán experimentar sensaciones positivas en el embarazo.