Tronas Bebé: Descubre infinitas posibilidades

tronas bebeLas tronas bebe resultan de gran importancia en el desarrollo del niño porque le ayudan a aprender a comer utilizando su propia autonomía. Para su socialización es un elemento muy útil durante los primeros años, ya que permite la integración familiar durante la comida, aprendiendo modales y comportamientos correctos. Las tronas bebé también facilitan el proceso de diversificación alimentaria ofreciendo los primeros alimentos sólidos al niño.

La utilización de la trona es recomendada desde los seis meses, momento en el que suele ser capaz de mantenerse sentado por sí solo y sin ayuda. La variedad disponible de tronas bebe es verdaderamente amplia y para la elección habrá que considerar distintos aspectos. En cualquier caso, siempre es conveniente confiar en marcas de calidad y asegurarnos de que cumplan todas las normativas de seguridad infantil establecidas por la Unión Europea. A partir de ahí, la elección es personal entre distintos tipos de tronas bebé.

– Las tronas fijas son las más clásicas. Tienen altura fija de asiento y cuentan con bandeja extraíble. El aspecto negativo es que dejan pronto de ser útiles, dependiendo del ritmo de crecimiento del niño.

– Existen tronas plegables, también llamadas regulables o de tijera, que permiten modificar tanto altura del asiento como posición del respaldo. Ideales cuando se dispone de poco espacio, porque se pueden plegar.

– Las tronas evolutivas cuentan con la posibilidad de establecer posiciones diferentes tanto para el respaldo como para el asiento y son apropiadas para utilizarse en diferentes etapas de su desarrollo. Cuando dejan de servir como trona pueden convertirse en silla, aumentando su vida útil.

– En el caso de las tronas convertibles, esa utilidad se prolonga aún más, pues pueden convertirse en mesa y silla para niños entre 3 y 6 años de edad, lo que compensa el mayor desembolso económico que conlleva.

– Existe otra modalidad de tronas bebe muy sencilla, consistente en un asiento o elevador dotado de arnés de seguridad que, colocado sobre una silla convencional, permite que el niño llegue hasta la altura de la mesa, para comer en compañía del resto de la familia. Su utilidad más práctica se registra durante las vacaciones, al ser ligeras y fáciles de transportar.

– La modalidad de tronas acoplables a la mesa, donde el asiento incorpora una estructura metálica ajustable a la misma, también es apta para viajes, pero solo vale para niños con poco peso.