Ventajas del uso de los calienta biberones frente a los microondas

Un punto fundamental del cuidado del bebé es su alimentación. Para poder preparar el biberón es necesario realizar la mezcla de los polvos de la leche con el agua. Es preciso que esa agua se encuentre a una temperatura adecuada para asegurar la completa disolución de los polvos evitando la aparición de grumos que provocarían obstrucciones en el biberón. Además, resulta adecuado tener el biberón a una temperatura entre 36 y 37 grados con intención de imitar la temperatura corporal y la leche materna.

La mejor manera de calentar el biberón consiste en hacer uso de lo que se conoce con el nombre de calienta biberones de bebé, un instrumento que de una forma rápida y sencilla es capaz de tener la leche lista en el momento necesario para administrársela al bebé. Algunos padres creen que este elemento es innecesario ya que piensan que pueden conseguir el mismo efecto empleando un microondas. Pero el uso del microondas para realizar esta tarea puede conllevar una serie de problemas que conviene conocer:

No es recomendable introducir biberones de plástico en el microondas. Los plásticos sometidos a la acción de este electrodoméstico pueden llegar a liberar sustancias que pueden ocasionar problemas de salud en el bebé. En el caso de emplear un calienta biberones de bebé este problema no existe, constituyendo un método seguro de calentar el alimento del bebé.
El calentamiento en el microondas puede no ser homogéneo. Puede ocurrir que el exterior parezca frío y sin embargo en el interior la leche presente una temperatura demasiado elevada que llegue a ocasionar quemaduras en los labios o la lengua de los bebés. En el caso de emplear un calienta biberones el calentamiento se produce de forma homogénea, por lo que se elimina el riesgo de producir quemaduras.
La leche puede perder nutrientes. El uso del microondas para la preparación del alimento del bebé puede ocasionar la perdida de nutrientes, dando lugar a un alimento mucho menos adecuado para el bebé. Se ha demostrado que este método de calentamiento puede ser responsable de la perdida de células inmunológicas, responsables de las defensas del organismo, dando como resultado un alimento incompleto con el cual el bebé no puede provechar todas las ventajas del mismo. Si se emplea un calienta biberones de bebé para la preparación de la leche se consigue un alimento con todos los nutrientes necesarios para su desarrollo, empleando poco tiempo en su preparación ya que son elementos rápidos y seguros.

Preparar el alimento del bebé es un punto muy importante de su desarrollo, por lo que es vital asegurarse de que se realiza de la forma correcta. El uso del calienta biberones de bebé es una opción muy interesante para disponer de un alimento completo, saludable y seguro que ayuda al desarrollo del pequeño.