Viajar embarazada. Recomendaciones

Viajar embarazada no es una locura pero toma precauciones

viajar embarazadaLlega el verano y piensas tomarte esas merecidas vacaciones que tanto has esperado a lo largo del año. Viajar embarazada no es un impedimento siempre que la gestación transcurra con normalidad y sin complicaciones, no esté próxima la fecha del parto, la salud de la madre y el feto sea buena y no lo haya desaconsejado tu ginecólogo. Si no te encuentras en ninguno de estos casos puedes iniciar ese periodo vacacional sin temor. Ahora bien, es conveniente que consideres algunos aspectos y tomes ciertas precauciones para que tú y tu pequeño viajéis seguros y sin riesgos.

El mejor momento para viajar es durante el segundo trimestre, entre la semana 12 y la 28, siempre teniendo en cuenta las condiciones particulares de cada mujer y cada embarazo. En este periodo ya han pasado las nauseas y el malestar de los primeros meses, además estos son los meses más delicados para que el embarazo se desarrolle con normalidad. El segundo trimestre es el mejor momento para viajar embarazada si tu estado general es bueno. El tamaño de tu tripa aún no es demasiado grande, te mueves con facilidad, sin sentirte pesada y  el riesgo de parto prematuro es mínimo. Por el contrario, si te encuentras en los últimos meses evita ir a zonas de demasiado calor y procura que allí donde vayas puedas hacer uso de atención médica de cara a un parto.

Precauciones que debes tomar al viajar embarazada

Si deseas viajar embarazada es conveniente que elijas destinos apropiados para tu estado, evita lugares donde las temperaturas sean demasiado altas y donde se requiera algún tipo de vacunas que ponga en riesgo tu embarazo o la salud del feto. Si has decidido viajar embarazada debes saber que está completamente desaconsejado viajar a lugares con más de 3.000 metros de altura o allí donde existan enfermedades endémicas como cólera, dengue o paludismo entre otras.

viajar embarazada

Para elegir al destino vacacional piensa cual es el medio de transporte necesario, viajar embarazada puede ser un problema en algunos medios de transporte. Si debes viajar en avión recuerda que las compañías aéreas desaconsejan hacerlo a partir del 7 mes de embarazo para evitar partos prematuros, igual sucede con los barcos o cruceros. Tampoco es recomendable el barco durante los primeros meses de gestación, ya que puede provocar más náuseas y mareos. Para viajes largos lo más recomendado es el tren con asiento- cama y un baño cercano. Si se trata de viajes cortos ir en coche es otra opción muy utilizada. Si esta es tu opción trata de parar cada dos horas para estirar las piernas, evita salir los días de mayor concentración de coches y en las horas de mayor calor, procura llevar termo con líquidos, algo de fruta y ropa cómoda de embarazada.

Busca un destino donde puedas recibir atención sanitaria si la precisas y si viajas después del séptimo mes de gestación lleva contigo toda la información médica de la que dispongas: informes médicos, ecografías, análisis y otras pruebas médicas. Viajar embarazada no es un problema pero se ha de ser consciente que no es el estado habitual y que se precisan tomar una serie de precauciones.

Mantén unos hábitos saludables en tu estancia vacacional

viajar embarazadaViajar embarazada y pasar unos días de vacaciones fuera de tu hogar no debe romper tus cuidados rutinarios. Es conveniente seguir haciendo ejercicio, camina al menos media hora todos los días. Este paseo puede ser muy reconfortante en la playa o en el monte. No descuides tu alimentación, evita las comidas grasas y pesadas, procura hacer una mayor ingesta de frutas y verduras para evitar el estreñimiento tan habitual en el embarazo y en las salidas vacacionales. Procura estar siempre bien hidratada, procura beber agua embotellada y evita las bebidas con gas.